Connect with us

La resurrección alemana viene en alta velocidad

Mundo Bicicleta

La resurrección alemana viene en alta velocidad

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo

Situémonos en contexto. Hace sólo quince años, década y media, Alemania era el ombligo del universo ciclista. Tras siete temporadas de vida, su emblema, el T Mobile, arrancó en el Tour la victoria con Rijs y aupó a la pole a Ullrich. Efectivamente ese 1997 sería el año del triunfo del fenómeno de Rostock. Aquel equipo metía miedo, extraordinariamente capitaneado por Erik Zabel y capitalizado por material local desde Udo Bolts a Rolf Aldag, Christian Henn “and company”. Un bloque que tuvo dos desgracias, la primera convivir con Lance Armstrong y la otra vino de dentro hacia fuera, la riada de escándalos, a cual más mayúsculo, de dopaje. Tomen nota aquí pasaron Danilo Hondo, Santiago Botero, Stefan Schumacher, Mathias Kessler, Bernard Khol, Oscar Sevilla, Patrick Sinkewitz y paramos ya.

Voigt, eslabón de generaciones
Pero no sólo eso, la poderosa compañía de la telefonía germana ejercía como Rabobank en los Países Bajos de solvente sustento de numerosas carreras nacionales que se vinieron a pique con su ocaso. Corrió entonces cual dominó un efecto devastador por el calendario alemán como ahora presenciamos para el español, si bien allí fue mucho más radical. De un día para otro muchas competiciones se fueron a mejor vida. La Vuelta a Alemania, cuyas raíces se extienden a 1911, fue la pérdida más sonada, medible a la de Gerolsteiner como mecenas de equipo, una empresa que vendía pureza en su agua que manchó su historial con otra ristra de escándalos. Aquí quemó sus últimos días de ciclista el austriaco Khol, protagonista de un escabroso culebrón una vez fue tercero en el Tour, y como no el calvo Schumacher, otro que reventó los controles. De esa época también cayeron el Wieshenhof y el Milram, el último reducto pro del ciclismo germano también con dopaje en sus filas por que entre otros eventos Erik Zabel tuvo a bien confesar sus veleidades pasadas vestido de azul.
De aquellos mimbres sin embargo quedó un halo de vida que pasados dos aireados años suponen un antes y después para este ciclismo otrora glorioso, más cuando la última sombra del pasado, Jan Ullrich, ha sido firmemente sentenciado seis años después de colgar su herramienta de trabajo. Quinto en el CQ Raking por países, Alemania acumula gran parte de sus renovados bríos sobre ciclistas de perfil veloz, más incluso que el multilaureado Zabel. Si el tremendo croner Tony Martin es su mejor corredor, estadísticamente hablando, despierta admiración por su velocidad la nómina que lo secunda formada por André Greipel, Marcel Kittel, John Degenkolb y Gerald Ciolek. Sólo Andreas Kloden , Linus Gerdemann, Fabian Wegmann y Stefan Schumacher se insertan entre tanta fibra rápida.
Sin aparentes candidatos a las grandes vueltas, con Kloden subyugado a los Schleck, y Martin lejos en apariencia de los mejores fondistas, parece que los hombres rápidos deben ser  los que tracen la temporada presente. De hecho ya lo hacen, pues entre Greipel y Kittel ya llevan ocho victorias. Si a ello le añadimos la entrada del NetApp en el cuadro del Giro imaginamos un futuro bien diferente para este ciclismo que en tiempos recientes ha sido la viva imagen del estigma.
Sigue abierta la encuesta sobre el mejor clasicómano de la historia, y como siempre os guste o no lo que habéis leído, aquí debajo lo podéis indicar. 

Endura LDB Di17

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo
Continuar leyendo
Te puede interesar...
2 Comentarios

2 Comments

  1. Alfonso Blanco Criad

    2 de marzo, 2012 at 12:52

    danilo hondo???? dio positivo?? no recuerdo…

  2. Diego Sánchez

    2 de marzo, 2012 at 14:06

    Sí dió positivo cuando estaba en el Gerolsteiner en la Vuelta a Murcia en 2005 o 2006, no se el año exacto.

Deja un comentario

Más en Mundo Bicicleta

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Inicio