La salida de Luis Abril de Telefónica despierta los miedos del ciclismo

1
9
vistas

Un tweet a mediodía de hoy desató ciertos resortes. Luis Abril, quien decían era la mano derecha de César Alierta en la comandancia de Telefónica, deja la principal empresa española. Para quienes no supieran de su importancia, conviene recordar sus eficientes movimientos hace dos años por estas fechas para culminar en la creación del Team Movistar, un auténtico soplo de aire fresco para el ciclismo español que veía en ese momento que perdía Caisse d´ Epargne y con éste surgía la posibilidad de perder una legendaria estructura.

La noticia aunque trascendente no deja de ser paradójica. Entendemos que los patrocinios a nivel de Movistar no pueden ser nunca personalistas, al menos no depender de una sola figura, por mucho que ésta sea clave. Créanme vi más inquietud en el mundillo ciclista que entre trabajadores de la compañía. Otra cosa es que factores no propiamente objetivos jueguen en la concreción del patrocinio. Como bien cita Velofutur, la amistad de Eusebio Unzúe con Luis Abril fue la clave de la operación. Cuando Movistar está a punto de iniciar su tercera campaña surgen nubarrones, o no, en su futuro.

Que el ciclismo dé cuenta de esta salida en la primera de las empresas españolas denota una preocupante debilidad. Lo decimos por que supone reconocerse en manos de imponderables que nada tienen que ver con la objetividad del patrocinio deportivo. El ciclismo es, en este terreno, un regalo para las grandes empresas. Una calderilla. Sin embargo ello no le deja exento de la notoriedad de otras disciplinas cien veces más caras. Sólo el triunfo de Alejandro Valverde en el Tour justificó el desembolso anual de Movistar en el ciclismo.

Quizá entonces convendría revisar, lo volvemos a decir, qué necesita el sponsor, qué requiere y cómo satisfacerle. No hacerlo en pos de mantenerlo solamente, sino como forma de hacer perenne. El ciclismo ofrece unas ventajas para el mecenazgo que pocos deportes pueden dar, pero quizá, y al margen del trabajo de los creativos, ofrecer una imagen homogénea y darle a tu sponsor triunfos que tienes en tu mano sea más importante pues al fin y al cabo son los que te dan salida en la prensa. No dar la imagen de Valdezcaray vamos, donde lo más épico del día fueron las heridas de Imanol Erviti.

Comentaros que ya tenemos el anuario de Zikliamatore, otra vez más sensacional, felicidades a Iñaki Azanza, quien pone en tus manos un recopilatorio de fenomenales fotos que un servidor  ya reúne desde 2007. Si queréis adquirirlo podéis hacerlo a través de este mail [email protected]. Para hagáis boca aquí tenéis su web http://www.zikliamatore.com/.

Publicidad

1 COMENTARIO

Deja un comentario