La segunda oportunidad del ciclismo en China

0
117
vistas

Volveremos a tener ciclismo en China…

China ha sido el mantra de muchas cosas en este cambio de siglo. Un país con vocación de contienen que ha sido polo de atracción de mil negocios, empresas, cuyos crecimientos y frenazos económicos hacen temblar el mundo y cambian el paso de estrategias de gobiernos, corporaciones y entidades.

En ese creciente atractivo de China se embarcó el ciclismo hace seis años, cuando por primera vez se celebró el Tour de Pequín, una carrera de cinco etapas que se introdujo no sin estruendo en el tramo final de la campaña, acomodándose en perjuicio de dos grandes carreras como Giro de Lombardía y París-Tours, que contra toda lógica sigue fuera del WT.

Tony Martin es el mejor ciclista de una carrera que perduró cuatro ediciones. Entre sus ganadores está incluso Beñat Intxausti, cuando se debía al Movistar, y también Philippe Gilbert, en una de las pocas alegrías que le dio al BMC.

El ciclismo en China fue algo que duró esos cuatro años, y lo hizo con la sensación de que se corría en la clandestinidad, sin público, en escenarios desproporcionados para el tamaño de un pelotón y la ciudadanía casi enterándose de la carrera porque paseaba por la calle y apreciaba revuelo.

Eso que muchos justificarían por la innegable inyección de dinero que supuso a la UCI, no se sostenía en lo deportivo ni en su entorno. La carrera acabó en el cajón de despacho y nadie se acuerda de ella.

El año pasado, no obstante, se avanzaron varias novedades en el World Tour y entre ellas emergía a final de campaña el Tour de Guangxi, una región al sur del país, muy lejos de Pekín, siendo una zona fronteriza con Vietnam, curioso hasta donde viajará el circo porque hay puntos en juego.

Quienes conocen el mercado de la bicicleta en China hablan de un mercado, paradójicamente, pequeño, porque una cosa es la enorme zona rural, donde la demanda de bicicletas va por caminos muy diferentes al marcado como nosotros los entendemos, y otra cosa son los núcleos urbanos, densos y muy poblados, con gustos occidentales que también comprenden la bicicleta.

En esta carrera leo que anda metido el grupo Wanda, el mecenas del Atlético de Madrid, a tal punto que han puesto su nombre al estadio. La apuesta va acompañada de sembrar la práctica del ciclismo por el lugar. No desdeñéis este trabajo si prospera, China ya es referencia en el ciclismo en pista por ejemplo. Tan mal no lo están haciendo, aunque ello no signifique que veamos un chino en la élite del ciclismo de carretera.

En este escenario vuelve el ciclismo a China, veremos lo que da de sí y lo que se aprendió de los errores del enorme del Tour de Pekín, como todo en la vida hay que darle una oportunidad. Esperamos ver qué da de sí en esos horarios matinales aquí en Europa, como en todo lo que se hace desde Asia.

Imágenes tomadas de la UCI

INFO

Hoteles por y para ciclistas en ese vergel que es la costa de Levante

Publicidad

Deja un comentario