La seguridad del ciclista no merece parches

0
104
vistas

Esta mañana en RAC1 se habló con un especialista en climatología, disculpadme no recuerde su responsabilidad exacta. En la charla el mismo admitió una cosa respecto al cambio climático, que los gobiernos y quienes deben tomar las decisiones para mitigar las consecuencias del maltrato a la naturaleza, van muy por detrás de las necesidades que dibuja este imparable proceso.

Una cosa similar detectamos en quienes tienen la responsabilidad de tomar cartas en el asunto de la inseguridad de los ciclistas por las carreteras. Con la llegada del buen tiempo y el creciente culto al cuerpo, los ciclistas surgen de entre las piedras y la posibilidad de accidente crece. Aunque está demostrado que las ciudades y los entornos con mayor numero de bicicletas están más acostumbrados a convivir con ellas, lo cierto es que en algunas zonas ocurre lo contrario.

Alarmados por la situación la DGT ha convocado una reunión conducida por el propio ministro del interior, Zoido creo que se apellida. Al titular de la cartera ministerial le pasaron un papeplito al final del encuentro y leyó una serie de medidas que suenan a patada hacia delante: carreteras seguras y rutas señalizadas para ciclistas, campañas de concienciación y más controles de drogas y alcohol.

A mí me suena al anuncio de cosas ya previstas, la campaña de concienciación por ejemplo, adornado con medidas que hablan de más controles y esas cosas. En un momento en el que la violencia que se padece en las carreteras ya forma parte de muchas tertulias de sobremesa y barras de bar, creo que la cosa pasa a mayores y se tendría que poner el hilo en la aguja anunciando de una vez una batería creíble y contundente de castigos a los imprudentes que se esconden tras un volante.

Porque no nos engañemos, los hijos de puta que conducen mamados son un peligro para los ciclistas pero también para otros actores de la vía publica, personas, peatones, y otros conductores. Y no me vale la diatriba de Javier Ares, diciendo que si sabes que una carretera es peligrosa un domingo de madrugada no la cojas, porque por esa regla de tres, si tanto vela por el estado físico de sus oyentes, que les sugiera no fumar o no ingerir grasas, por eso de que colesterol también mata.

Lo que una persona de la tirada de Ares debería hacer es llamar las cosas por su nombre y no pedir prudencia a los ciclistas, que obviamente ya la tienen en una amplia mayoría, pues al final hacemos de las víctimas los culpables de la situación.

Imagen tomada de Planeta Triatlón

INFO

El Bkool Go ofrece buenas prestaciones a quienes se quieren iniciar en un rodillo

Publicidad

Deja un comentario