La UCI es parte del problema

0
1
vistas

El tema de los TUE y su aplicación a Wiggins y Froome, así como los motivos de su expedición sigue su camino sin que nadie dé un paso a explicar qué ha pasado para que el aficionado medio perciba que en la población de deportistas profesionales hay una media de enfermos muy superior a lo que consideramos personal de a pie.

El otro día leí un tweet de Martin Fourcade, el campeón olímpico de biatlón, diciendo que el enfermo no está para correr un Tour o disputar unos Juegos. Aunque suene a disparate, la brevedad de su reflexión es tan aplastante que desnuda a quienes, a saber porqué, no desean profundizar en el tema y pasan de puntillas, como si el 100% de la audiencia fuera sencillamente, gilipollas.

Brian Cookson, el presidente de una UCI que debe estar flipando con la porquería de competición que han organizado en el desierto, porque van a donde les llama el dinero, dio explicaciones vacías y sencillas sobre el caso Wiggins, quien tuvo TUE´s antes de los Tours de 2011 y 2012 y Giro de 2013, es decir, sus síntomas alérgicos se dispararon justo antes de sus grandes objetivos, de los cuales cayó uno en el saco, el Tour de 2012.

Enfermedades intermitentes, con substancias que David Millar y Michael Rasmussen habían admitido tomar. A todo esto Cookson concluye que “no hay tema”. Punto, carpetazo, silenciado al sistema antidopaje de su país, desmintiendo cualquier malpensado, todo se basa en un panel de expertos que saben cómo y a quién prescribir estas autorizaciones.

Palabras en un inglés, que suenan a las burdas excusas de un político español hablando de corruptela en su partido. Lo mismo. En el fondo no somos tan diferentes. El problema, para ellos, es que la gente no traga, no al menos en la medida que ellos quisieran, y la ristra de comentarios que sigue a la noticia de Cyclingnews demuestra que lo oficial ha caído en el descrédito y eso es el principio de algo mucho peor, es el descrédito del sistema en sí.

Sinceramente, yo no quiero que el Team Sky pite, algo que desean muchos, porque sería un golpe durísimo para el ciclismo y porque en el fondo creo que los ingleses le han dado una vuelta de tuerca a este deporte, pero así tampoco se hacen las cosas, añadiendo humo y expiraciones vacías a cuestiones que cantan, y mucho.

Espero que por el bien de todos salgan airosos, pero no les será fácil si en algo se basa el establisment mediático anglosajón es que no pierden el tiempo discutiendo si Piqué se corta las mangas, estos van a por la pieza gorda.