La última gilipollez de la UCI

0
5
vistas

Lo retrata con meridiana claridad Juan Gutiérrez en su blog integrado en Diario As, lectura ligera donde las haya. Estamos frente un déjà vu. Ante un escándalo mayor, una mejor búsqueda de consenso. Como si la lucha contra el derroque del edificio se pudiera librar sólo con consenso firmado entorno a una mesa, buen mantel y mejor vino, para luego tirar el papel a la papelera.

Publicidad

La UCI afirma querer trabajar en una mesa con todos los actores para el “brillante futuro del ciclismo”. La misiva no tiene desperdicio. Es total. Plagada de absurdeces, obviedades. Entiendo que el ente transnacional interpreta un futuro brillante para el saneo de sus arcas lo que en otros lares se llama prospección de mercados y ellos basan en un indisimulado peloteo a China como en otro post querremos reflejar.

El post de Guti recuerda similares intenciones a raíz del Tour del 98. Aquello quedó en cascada de prerrogativas y nula acción. Sin embargo como en toda negociación y discusión que se precie, quien convoca debería mostrar espíritu de autocrítica.

La UCI emprende una patada hacia delante. Sin más. Obvia las partes que le involucran en la trama de Armstrong. Adopta una actitud cuasi eclesial. “Sólo Dios nos juzgará” les falta decir. Claro cuando el americano era bondadoso mecenas no se cuestionaba sus triunfos. Ni siquiera cuando a su vera saltaban uno y otro escándalo como Landis, Heras, Beltrán,… e iban cayendo muchos de los que le ayudaron. Ni siquiera cuando sus dos principales rivales, Ullrich y Basso, entraban en barrena. Nada de eso les despertó la curiosidad sobre los siete Tours de Lance Armstrong.

De ello no da cuenta el comunicado. Como tampoco de los miles de euros dispensados a no sabemos quién en la lucha contra el dopaje, una ardua tarea, ingente de sacar adelante, tanto como imposible, que ha dado pingües resultados en términos de restablecer la credibilidad pues con la aceptación del fallo de la USADA, la UCI admitió la inutilidad del sistema, de los controladores y los métodos. Todo así, zas. Al carajo.

La consulta, que se prevé para el primer tramo del próximo año, arrojará seguro más críticas que parabienes sobre la federación internacional. Sería interesante ver las conclusiones sin cribar. Entretanto, los que ahí dirigen continuarán hiriendo un poquito más este deporte, sobretodo sin con eso de la globalización, que sí se cita, va cayendo más pasta.

Foto tomada del blog Último kilómetro por su excelente fidelidad.

Deja un comentario