La última medalla de Samuel Sánchez

2
1103
vistas
positivo de Samuel Sánchez

Samuel Sánchez es un ciclista de esos de la edad de oro. No tiene el palmarés de otros, pero su savoir faire le ha situado en el pelotón de cabeza. Ha sido un maestro en eso. Estaba en el otoño de su carrera deportiva, llevaba ya tiempo ahí, con 39 años, si no es el más viejo, era mejor dicho, del pelotón, poco le faltaría, perdonad no lleve la cuenta.

Samu tiene su público, una parroquia devota que le lleva en volandas y tiene tatuada en la memoria esa mañana de Pequín en la que todos nos levantamos con el primero oro olímpico de la España de 2008, esa que entraba irremediablemnte en la crisis.

Samuel Sánchez fue TT ese día, no sé si entonces había Twitter, o era un edifico en andamios. Hoy Samu ha vuelto a ser TT, hasta que unos desgraciados nos han amargado con la catástrofe de BCN. Sea como fuere, y volviendo a la raíz del post, Samu escaló en ese peldaño por un positivo –otros hablan de resultado adverso como quien habla de crecimiento negativo- que cumple el ABC de estas situaciones, un manual que él mismo se apresuró a narrar:

“Estoy sorprendido”

“Tengo la conciencia tranquila”

“Espero que todo quede en un susto”

Es la retórica, el relato, ahora a esperar al tarro B, la muestra que rara vez da un resultado diferente al primero, para desgracia del implicado.

Yo completaría este relato con un cuarto estadio, la de la afición, la de las personas que se preguntan por qué ahora, qué motivos tenía, si lo tenía hecho. Pues bien, a veces los positivos son como los embarazos vienen cuando menos los imaginas y no llegan por capricho ni azar, algo hay en ese paisaje de sorpresa que dibuja el corredor que no cuadra. Y eso es un positivo como una catedral.

Me recuerda mucho al que se llevó por delante al “Triqui” Beltrán hace un tiempo. Estaba todo el pescado vendido y pita la máquina. Feo y triste, para qué vamos a engañarnos.

Lo cierto es que Samuel llevaba una buena trayectoria en BMC, y cuando digo buena me refiero a que mantenía un tono interesante, el año pasado ganó incluso una etapa en País Vasco, la carrera que esta temporada le ha jodido el plan. Otra cosa es si ha sido de ayuda o no para sus líderes, yo creo que más bien poca, incluso cuando tiró alguna vez, hace un tiempo para Cadel Evans le sacó de punto.

A Samu se le jodió la Vuelta en la que quería brillar y el volver a lamentar su ausencia en unos mundiales, argumentando eso tan suyo de “tengo unas piernas que…” como si los seleccionador, no.

No quería esta despedida, pero viendo cómo van las cosas, se puede temer lo peor.

Samu ahora tiene la medalla más amarga que gestionar, él que maneja los tiempos y alarga la gloria hasta extremos que no nos imaginaríamos, le llega el encargo de salir limpio de su deporte, por el que tiene un busto o estatua en el centro de Oviedo y por el que le han hecho hasta un libro.

No le será sencillo, las máquinas no pitan porque sí, no soy optimista, me apenaque salga así del ciclismo aunque entre sus cercanos chillen por su limpieza. Muy poco ha demostrado aprender si a estas alturas hace saltar la banca.

Imagen tomada de www.cicloc21.com

INFO

El abanico de gafas Eltin para el ciclista

Publicidad

2 COMENTARIOS

  1. […] Hace un mes largo, saltó el positivo de Samuel Sánchez. Fue una sorpresa total, un jarro de agua fría y no dejó indiferentes a nadie. Un positivo de un corredor que es pro desde hace quince años, con una longeva y fecunda carrera, fervor popular tras él y una obvia autoestima en cada paso que da. […]

Deja un comentario