La Volta a Catalunya fue creada por un andaluz

0
63
vistas

Hoy que arranca la Volta a Catalunya voy a hablaros de un miembro de una generación prodigiosa, unos hombres de naturaleza renacentista que tanto bien hicieron por nuestro deporte cuando éste despertaba en los albores del siglo XX. Nuestro ciclismo, el de hoy, es el que ellos imaginaron y llevado a buen puerto hace más de un siglo. Un pelotón de talento humanista que entre otras cosas dio luz a lo que hoy es la primera carrera centenaria de España, la Volta a Catalunya.

De entre ese grupeto, destacamos a Miguel Arteman Cerdá. Este sevillano tocó todas las teclas. Fue un hombre orquesta, como tantos otros en su época. Cuán necesitaríamos ahora un personaje de su perfil. Nació en 1884. Fue deportista en activo tanto del mundo del motor como ciclista. Ejerció todos los roles posibles: árbitro, periodista, organizador, eventos varios, … en su tarjeta de presentación sobraban habilidades. El tiempo se le quedaba pequeño. Su día duraba treinta horas.

Ingresó miembro de la primera redacción de El Mundo Deportivo en 1906. Culminó crónicas del motor y ciclistas. Luego fue campeón de España de motociclismo. Será por un tema de neumáticos, ciclismo y motor en aquella época caminaban de la mano. Ante la buena marcha de la primera edición de la Volta a Tarragona, quiso emular el método pero a escala regional. Nacía la Volta a Catalunya. Era el año 1911. Al frente de la organización del Grupo Deportivo, obró el milagro de poner en marcha una competición en medio de una España convulsionada y problemas reales y apremiantes, mucho más que los actuales.

El día de Reyes de ese año salió la primera Volta, y desde entonces hasta ahora. Su condición de andaluz le dotó a la carrera el guiño blanquiverde que luce el maillot de líder. La seña de identidad de la carrera de barrio de Sants, ese jersey blanco con franjas verdes sigue vigente, sobreviviendo a los tiempos de estandarización que comprime el ciclismo. En la Volta el líder no es amarillo.

Poco después Arteman alumbraría la Vuelta a Andalucía, una de las clásicas de inicio de temporada. Al tiempo colaboró en la Exposición Iberoamericana de Sevilla, esa que ocupó la monumental plaza de España hispalense. Capitaneó una empresa con su apellido, revolucionó su época. Su figura es hoy más sugerente que nunca. Con su niña, la Volta, cumpliendo 102 años, y un deporte tocado en la línea de flotación, Arteman debería ser una de nuestras inspiraciones.

Publicidad

Deja un comentario