La Vuelta a España y el pez que se muerde la cola

0
4
vistas

Ya conocemos la Vuelta 2015, sus datos, recovecos y cimas novedosas. A este ritmo, la retahíla de nuevos nombres que arroja esta carrera sembrará de iconos y “semi-iconos” la geografía ibérica. El problema es que de tantos nombres que entran en escena resulta complicado que algunos cuajen en el colectivo como en su día lo hizo el Angliru y aquella fantástica jornada en la que el Chaba dio apertura a la cima astur, ese día que Manolo Lama dijo haber estado más tiempo con el abulense que con su propia mujer.

A grandes rasgos, la Vuelta 2015 saldrá de Marbella, incorpora nueve llegadas en alto, no tan bestias como las que marcaban los últimos años y sobretodo dos jornadas que encadenan dureza y kilómetros de subida, la de Andorra -que va camino de convertirse en celebérrima- y la de la Ermita de Alba, encadenando Cordal, Cobertoria y Ermita de Alba en 40 kilómetros-. La crono de Burgos no obstante puede tener la clave.

Como dijimos ayer, hablando de la etapa andorrana y crono burgalesa, la Vuelta ahora mismo no tiene nombres en el cartel. Si nos apuran, sólo dos se atisban con claridad, descartado casi totalmente, y salvo hecatombe, Alberto Contador -no olvidemos vigente ganador-, sólo adivinamos la segura presencia de Alejandro Valverde y Purito Rodriguez, sempiternos aspirantes, por cuanto el primero al menos ya ha podido hacerse con una victoria final y el segundo la ha tenido a tocar con los dedos.

La Vuelta es por tanto a día de hoy, y viendo las dos únicas estrellas enteramente confirmadas, una carrera en clave doméstica, y aquí entramos en el pez que se muerde la cola, pues ni Purito ni Valverde son críos. Ambos rebasan los treinta años con suficiencia y eso significa que cuando la Vuelta se presente en enero de aqui a dos o tres años, posiblemente estos dos ciclistas hayan colgado la bicicleta o su estela no brille como en el presente.

Muchas veces hemos oído que el relevo que viene para el ciclismo español no ofrece las perspectivas de lo logrado hasta la fecha. Quizá cuando la carrera se presente en unos años, no se puedan arrojar nombres del atractivo de Purito o Valverde, porque sencillamente ya no existan. Entonces muchos repararán en el enorme vacío de trabajo y cantera que ha predominado estos años.

La Vuelta a España goza de buena salud. A unas ediciones complicadas, en las que Javi Guillén admitió haber tomado una carrera con no pocos problemas financieros, le ha seguido un periodo de estabilización y mejores balances. Quizá ahora que la carrera está lanzada, con la siguiente edición atada, con la salida del 2016 también confirmada, en Nîmes, podría ser un buen momento para mirar hacia adentro, hacia el ciclismo de casa nuestra, hacia ese calendario perdido en el camino de crisis y dopaje que tanto daño le han hecho a este deporte.

Sabemos que no es sencillo presentarse en despachos atestados de dossiers de publicidad y posibles patrocinios. Empresarios, ayuntamientos, diputaciones,… están solicitadísimos por el ciclismo, el basquet, el fútbol, el tenis,… pero ello no quita que se puedan poner lo mimbres para que el ciclismo pueda ofrecer cosas que otros deportes no pueden: movilidad, cercanía, escenarios.

Hablaba la presidenta de la Costa del Sol de la importancia de la Vuelta para el turismo de la zona, pues bien, que en Unipulblic hagan valer esa baza y se valgan del delirio que el ciclismo causa en países como UK, Bélgica u Holanda para vender este deporte, vender turismo, porque eso otros deportes no son capaces de hacerlo.

Quizá, entonces, cuando faros como Unipublic vendan todo un calendario -al modo de su socio ASO- veranos el renacer del ciclismo español y por ende asegurar unas estrellas nacionales a meses vista de la celebración de la carrera.

Imagen tomada de catenacycling.com

INFO 

Prueba estos días Nacex y su servicio para llevar tu bicicleta everywhere… ni colas, ni cargados con equipajes…

Publicidad

Deja un comentario