Connect with us

La Vuelta: Simon Yates no tuvo su día malo

La Vuelta ganador - Simon Yates JoanSeguidor

Ciclistas

La Vuelta: Simon Yates no tuvo su día malo

La Vuelta: Simon Yates no tuvo su día malo

Tiempo de lectura:2 Minutos

Es imposible no querer a Simon Yates

Vale sí, no estaba Froome, ni Doumolin, ni la plana mayor del Team Sky, tampoco Roglic y algunos otros.

Es cierto que Simon Yates ha podido echar de menos a algunos rivales, pero en la Vuelta, con lo que había, el gemelo ha sido el mejor.

Y lo ha sido siendo fiel a sus principios, corriendo como si hubieran estado ante él los mejores cocos, como hubiera corrido delante de quien estuviera, corriendo como él sólo sabe.

Porque es imposible no querer a Simon Yates, su forma de competir, arriesgar y ahora sí, ganar.

Al iniciar la carrera escribimos esto…

El casi ganador del Giro Simon Yates es top 3 ente los favoritos

La Vuelta 2018 tiene mucho de Simon Yates, un recorrido favorable, un buen equipo tras él, una espinita clavada en el Giro y un Chris Froome que no será de la partida.

Porque Simon Yates, como Steven Kruijswijk, un par de años antes, probó eso que Alberto Contador tan bien definió.

Entre los buenos corredores y el ganador de una grande hay un paso que parece pequeño pero que es saltar por el abismo.

 

Simon Yates: el día malo que no tuvo lugar

No es usual que el Mitchelton alinee los dos gemelos en la misma carrera.

En la Vuelta que acaba de finalizar en Madrid, Adam pudo acompañar a Simon hasta el final.

Ahora sí que Simon Yates ha espantado todos los fantasmas.

Todas esas músicas y leyendas negras que sonaron en su cabeza en la semana postrera, todo eso lo ha solventado.

Simon Yates ya lo ha logrado ¿lo conseguirá Adam?

Queda por ver, no obstante Adam tiene en su mano el decálogo del perfecto ganador de una grande.

Punto por punto Simon Yates ha cumplido con lo que se espera del ganador de La Vuelta.

Tiene la edad perfecta para empezar a despuntar en este nivel 26 años.

Lo ha hecho con alardes, enamorando a la gente, pero con los pies en el suelo.

Sus alardes respondían a la carrera y el momento, pero con el objetivo final muy claro.

Fue el primer grande en moverse, en Alfaguara, cuando la carrera había roto a sudar.

Fue un primer movimiento que no tuvo porqué repetirse hasta que se dio la circunstancia.

Llevó el liderato muchos días, pero no necesito que su equipo se desgastara en la defensa.

Entre que unos, otros y Movistar, el equipazo que trajo el Mitchelton a la Vuelta no tuvo el trabajo que se le supone al bloque del ganador.

Golpeó suave a veces y duro cuando correspondió.

Salvó los muebles en el Monte Oiz, donde Mas y Valverde le descolgaron, y los salvó en el primer momento que tuvo para hacerlo.

En el pie de La Rabassa, quizá porque vio a Valverde en el límite.

Quiso sacar y rematar el córner en la etapa andorrana, pero al final prefirió borrarse de la pugna López-Mas, no fuera que le sacaran de punto.

Viste de blanco Team Sky

Simon Yates dice que corre así porque no sabe hacerlo de otra manera.

Ha ganado la Vuelta, pudo haber ganado el Giro, y ahora apunta al mundial.

Demuestra que se puede correr con olfato y sentido táctico al mismo tiempo que bonito.

Cuando Simon Yates ataca, y esto ocurre también con Adam, es porque lo tienen tan claro que fallar casi es imposible.

Creo que la Vuelta 2018 hace justicia con un ciclista que en el Giro debió caminar por el infierno.

Simon Yates encabeza, dejadnos repetirlo, un podio que hace justicia a lo visto.

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Ciclistas

Patrocinado

Inicio