La Vuelta busca dueño y apareció Chris Horner

1
6
vistas

Veamos, veamos. Diez días de Vuelta a España, comunidades gallega, castellano leonesa, extremeña y andaluza visitadas. Numerosos cambios de líder, con dos incluso recuperando la prenda que perdieron, Nicolas Roche y Chris Horner. Varias llegadas en  alto de medio pelo, espectaculares a priori, hasta que uno surge y machaca, generalmente Dani Moreno, que de haber rodado más avispado podría llevar cuatro etapas ganadas perfectamente y no dos.

Luego dos llegadas en llano con sprint masivos reventados por auténticos superclase. Sí, curioso, las dos etapas sobre el papel más intrascendentes nos acabaron transmitiendo las emociones que artificialmente alimentan los narradores de TVE cuando el perfil marca una llegada en alto. Y luego el descubrimiento, éste sí, de la carrera, un alto en los contrafuertes de Sierra Nevada llamado de Hazallanas. Una subida que te hace un siete en las piernas que inauguró un ciclista entrañable, simpático e incluso exótico como Chris Horner. Ya veremos si nos hace tanta gracia verle de rojo en la Castellana.

Y es que Horner ha sido sobre la carretera lo mejor de la Vuelta en este primer ciclo con sendas exhibiciones en las que combinó el ataque lejano en una llegada explosiva como Lobeira, con el acelerón sostenido bendecido por la inacción de sus rivales en Hazallanas. Por  lo visto en la ascensión granadina, la actitud de los favoritos responde a un recorrido desproporcionado. Nadie quiere tomar el mando tan pronto, nadie quiere descubrir las cartas, ninguno por delante del resto… queda tanto, y tan duro, que asumir estas responsabilidades es contraproducente. Un suicidio.

Y mientras esperamos la respuesta de los grandes nos perdemos en la fiesta de los secundarios, que es legítima, que es interesante, pero que puede acabar en susto pues al final tanto cerco y mirada entre Basso, Purito, Valverde, Pinot y Nibali le ha  dado alas a un tipo como Chris Horner, quien crece sigilosamente como lo hizo, por ejemplo, Juanjo Cobo hace dos años. No digo más.

Consumido más de un tercio de carrera queda mucho para saber si Horner tiene una gran vuelta en las piernas. Sí tiene más de cuarenta años, es el más longevo de cuantos ruedan en la Vuelta y no sé si del pelotón internacional y no sé hasta qué punto eso le supone una desventaja respecto a los que tienen diez años menos, pues a este corredor el historial de caídas le ha cortado parte sustancial de su palmarés cuando apostaba a ganador. No obstante, y a pesar de desternillarnos con sus entrevistas, no es el ganador que soñamos. Ni siquiera el que más crédito le ofrece al ciclismo, si bien esto es más una sensación personal que otra cosa.

Una vez quedó claro que Daniel Moreno sigue teniendo su “día malo” y ante la certidumbre de que lo visto en Hazallanas puede repetirse, las bazas españolas en esta Vuelta son Alejandro Valverde y Joaquim Rodríguez. Si en nuestro apunte sobre Roman Kreuziger valoramos la pesadez del Tour, la verdad es que en el segundo y tercero de la anterior edición de la Vuelta, la travesía francesa ha dejado mella en las piernas. No aseguramos que el Tour les aparte del triunfo, pero  es obvio que les falta algo, el chispazo que en ocasiones les hace matar y enfrente tienen rivales frescos como Nibali y muy crecidos como Basso, en su mejor versión desde que ganara el Giro hace tres años. Veremos.

Foto tomada de www.lavuelta.com

1 COMENTARIO

  1. Horner está siendo todo un descubrimiento para mi persona, pero según lo diseñado para esta Vuelta a España; creo que aún queda lo peor.
    Dani Moreno ha aprovechado su punto de buena forma y ya ha ganado dos etapas…el resto de favoritos o se están reservando, no estan al 100×100…o no tienen piernas.
    La carretera nos contará.

Deja un comentario