Connect with us

Los problemas contables de Alberto Contador

Opinión ciclista

Los problemas contables de Alberto Contador

LBD Cambrils P

No nos escondamos. Ha ganado el favorito oficial, el deseado, quien dota de prestigio y relevancia la carrera. Lo otro sería engañarnos. Los organizadores, neutros en esencia, tienen su corazoncito y no es lo mismo que triunfe uno a otro. No es igual que figure Alberto Contador que Purito o Valverde cuando en veinte años repasemos con el dedo el palmarés de una carrera que este año ha cerrado una edición bonita, posiblemente la mejor de los últimos tiempos, que no la mejor de siempre, pero no por que ésta haya resultado increíble, sino por que las últimas han dejado bastante que desear.

Cuando el fallo del TAS hace unos meses fijó el regreso de Alberto Contador unas semanas antes de la Vuelta, nadie apostaba por otro resultado que el acontecido. Contador ha ganado por la esencia de los grandes de siempre en la que se alimenta y bebe. Éste es un grande, cinco vueltas de tres semanas en su palmarés lo atestiguan. Incluso si el mal gobierno que rige este deporte no lo hubiera evitado, el Giro que ganó arrasando podría estar en sus piernas en el futuro. Esa exhibición de tres semanas por Italia le alimentó el ego, pero no el palmarés por mucho que el gasto físico quede ahí.

LBD Campus Melcior M

El día después de su éxito llama la atención lo malévolo de algunas imágenes y aseveraciones. Una de ellas hace referencia al número de grandes que ha ganado. Salen siete sobre la carretera, cinco tras el filtro de los despachos. Y duela lo que duela, no es lo mismo. Igual que Floyd Landis no figura en el palmarés del Tour por un positivo, Alberto Contador sufrió el veredicto desfavorable del TAS respecto a la edición de 2010 y mientras éste se cocía corrió un Giro en la más absoluta provisionalidad. Es decir de una fue desposeído en instancias que el mismo activó y la otra en un mundo normal no tendría que haber tenido lugar.

Claro que Contador quizá hace bien en decir que tanto da lo que digan las instancias. Él, medios y los carteles de su pueblo dicen que llevan siete grandes con la misma lógica que el director del ciclista, Biarne Rijs, sigue clavado en el palmarés del Tour, ahí, cinco años después de admitir que lo ganó dopado. Son las servidumbres de hacer de esto el patio de tu casa. Un desastre que al final nos sitúa donde estamos.

 

Foto tomada de http://es.eurosport.yahoo.com

4 Comentarios

Más en Opinión ciclista

Inicio