Connect with us

Pues a mí no me gusta la Vuelta en septiembre…

La Vuelta septiembreJoanSeguidor

Vuelta España

Pues a mí no me gusta la Vuelta en septiembre…

Pues a mí no me gusta la Vuelta en septiembre…

Cambrils Automatico Posts

La Vuelta en septiembre nos suena a examen de recuperación

CambriBike

Dejar primero muy claro que La Vuelta me gusta, pero con reparos.

Lo comento porque, así de entrada, no me empecéis a criticar por decir que no me gusta La Vuelta con lo de siempre: que entonces no me gusta el ciclismo, que no entiendo o no sé de ésto, o qué leches hago escribiendo en este mal anillado cuaderno.

A ver si me comprendéis.

DT-Swiss 2019

 

Sigo La Vuelta desde niño, con afición, pasión y veneración, como no podía ser de otra manera, pero…

Endura LDB Summer 2019 – ROT

Echo de menos aquellas ediciones de La Vuelta que se disputaban entre los meses de abril y mayo.

Sí, es así, es cierto.

Pensaréis entonces cómo demonios la he seguido durante estos 25 años desde que La Vuelta-por caprichosa decisión de la UCI- pasara de ser de la primera gran ronda por etapas del calendario a la última en liza, unas fechas quizás ya tardías para muchos corredores.

Un capricho que se sacó de la manga la UCI y que llegó a tantear incluso a Giro y Tour, pero que ambas organizaciones desestimaron desde el primer momento: la ronda italiana se encontraba (se encuentra) muy a gusto entre mayo y junio, y la Grande Boucle reinaba (y lo sigue haciendo) ya no sólo en el julio francés sino en el de todo el planeta ciclista.

Por eso yo, desde 1995, encuentro a faltar aquellas ediciones en las que creo se daban los suficientes alicientes para disfrutar: principios de temporada, primavera, ganas de ciclismo y ganas de ver a las grandes estrellas en directo.

¿Qué queréis qué os diga?

A mí particularmente me gustaban más aquellas fechas de abril y mayo, y pienso que la afición la esperaba con más anhelo.

Creo que a finales de agosto y primeros de septiembre, La Vuelta queda bastante eclipsada por el inicio de La Liga de fútbol a nivel mediático.

Otros temas que hacen posible el desvío de atención por parte de un sector del público puede ser el hecho de que, por estas fechas, muchos también comienzan el año después de sus merecidas vacaciones de verano: el inicio del curso político y la vuelta al cole.

Las familias, estos días, están más preocupadas por llenar sus neveras y por los gastos del nuevo curso escolar que por otra cosa.

Suunto 5 –  Summer img1

 

La Vuelta: ¿En abril y mayo o en septiembre?

En mi opinión, creo que La Vuelta sigue buscando su propia personalidad, identidad que perdió con el cambio de fechas.

Una naturaleza que le costó conseguir, pues hasta 1955 no fue considerada una prueba internacional a todos los efectos y con todos los honores.

Cierto es que nació en 1935, pero fue víctima durante muchos años de la Guerra Civil y sus devastadores efectos en la post-guerra.

Decían de ella que era una prueba favorable a los llaneadores.

Sonreía con frecuencia a los españoles, pero fueron numerosos los extranjeros que desde sus inicios se impusieron en ella, como el belga Gustave Deloor, en su primera edición.

Era considerada la menos dura de las tres vueltas y también tenía su atractivo porque ciclistas que tenían pocas opciones en la montaña, tenían su oportunidad para poder inscribir su nombre en su palmarés.

De esta forma, podemos encontrarnos corredores como Jean Stablinski, Rudi Altig, Ferdinand Bracke, Freddy Maertens o Sean Kelly, entre otros.

El éxito de estos “llaneadores” fue debido sin duda a recorridos que parecían hechos a medida para ellos.

También, había que tener en cuenta que en mayo, aquellos años, los escaladores no se encontraban en plena forma.

Años más tarde, La Vuelta se modernizó y cambió para satisfacción de los aficionados, y con la llegada de la transmisión  en directo por televisión de los últimos kilómetros, hizo aumentar en España los seguidores a este sufrido deporte.

¡Qué tiempos!

Cruz SQR

 

Quizás la gran ronda por etapas española siga viviendo en las alargadas sombras de sus vueltas hermanas: Giro y Tour, aún un tanto acomplejada.

Porque, por ejemplo, ¿por qué se prescindió del maillot amarillo?

Algo que aún después de tanto tiempo sigo sin entender.

Personaliza tu Berria Aero Belador Hydrid 

Se cambió por un maillot oro, que parecía gustar, hasta el actual de color rojo, no sin antes pasar por un auténtico calvario de diseños a cuál más feo, como aquel que simulaba las huellas de un leopardo marcadas en la preciada prenda: “para dar sensación de rapidez”, se excusaba el «brillante» diseñador.

A mí el maillot rojo -imitación del color de la camiseta de la selección española de fútbol-, me sigue sin convencer: no destaca al líder dentro del pelotón, no lo ilumina, no inunda con su luz a la serpiente multicolor, es más, se confunde y se mezcla con el resto de maillots de los equipos y no lo distinguimos. Y lo perdemos.

Es así.

Y no voy a entrar en los recorridos actuales.

Ya todos conocemos la tendencia al “cuestacabrismo” de la organización.

A algunos puede gustar. A otros muchos quizás no tanto.

O etapas en las que se ha hecho el ridículo directamente, como el infame primer recorrido de La Vuelta de 2015, una contrarreloj por equipos que se disputó sobre una superficie inédita –y peligrosa-  como fue el albero.

Es el eterno debate, y la permanente polémica, que siempre rodea a La Vuelta: ¿acaso en España no hay recorridos, puertos de montaña, carreteras con encanto, para montar etapas dignas, por dureza y longitud, en las que se puedan ver bonitos espectáculos?

Berria: la colección 2020 ya está disponible 

La pregunta de siempre y la respuesta de cada año: es La Vuelta a cachitos de España, con etapas de juveniles, finales en cuestas de cabras, ciclismo de youtube, kilómetros de autovía, recorridos por el desierto, cunetas vacías, pueblos que no vibran al paso de sus corredores, al menos con el fervor que se vive en Francia o Italia.

Desde luego que no.

SQR – GORE
SQR-Gore2

 

Y el calor, el terrible calor de finales de agosto y primeros de septiembre.

El normal por estas fechas en España.

Esta es otra.

¿Por qué se inicia casi siempre en el sur de nuestro país?

¿No sería mejor comenzar el pedaleo en el norte e ir tirando hacia abajo a medida que pasan las jornadas para –intentar- huir del sofocante calor?

CambriBike

Porque este año empieza en Torrevieja, y continúa por Benidorm, y ya sabemos lo que esto representará para los ciclistas en agosto: sol, calor… temperaturas que rondarán los 35 grados o más.

Pero también como siempre, quienes peor lo pasarán serán los corredores foráneos, porque La Vuelta es sobre todo de los ciclistas hispanos y como una vez escuché a uno decir: ¡qué buena sería La Vuelta para los extranjeros sin los corredores españoles!

Foto: https://laguiadelciclismo.com

Endura LDB Summer 2019
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook

Lo más popular

Categorías

Más en Vuelta España

Inicio