La Vuelta es una e igual para todos

2
1
vistas

Mientras Joaquim Rodríguez recogía el maillot rojo de la Vuelta a España ciertas emisoras de trascendencia nacional repasaban los resultados de la Premier Leage. Son algunas de esas emisoras las mismas que jadean al campeón Alberto Contador omitiendo todo ciclista español que no firme su nombre y apellido. Quizá porque el madrileño no sea el líder cortan antes de lo que los cánones marcan.

Hierve la red en torno a la Vuelta, su recorrido, sus muros y ahora sobre las bonificaciones, ese sordo derrame sanguíneo que amenaza con retirar el segundo título en la grande española de Alberto Contador.

Entre octubre y enero las tres grandes vueltas presentan al pormenor sus recorridos. Sobre la mesa trascienden los detalles, kilometrajes y demás parabienes de la carrera que decidirán su ganador. En base a lo que se dice, los corredores y sus equipos plantean su temporada, diseñan el calendario y eligen aquello que les puede ser propicio.

Por ejemplo, Joaquim Rodríguez se excluyó del Tour de Francia porque tantos kilómetros contra el reloj le resultaban muy desfavorables. El catalán quiso jugar a la Vuelta y el Giro, pues sus trazados le convenían y como dijo en Pamplona “uno ya no tiene una edad para irse a probar a los sitios”. Con estas premisas, Purito sabía a lo que venía. Esta Vuelta lo dijimos de salida era una concatenación de muros y rampotes que potenciarían eso que llamamos “ciclismo de Youtube” y no la épica y leyenda que alimentan el cariño de los mejores aficionados. Con ello posiblemente se ganara cuota en la parroquia futbolera, ávida de ver a Alberto Contador destemplando su espada sobre la afrenta que todos siguen atribuyéndole, incromprensiblemente, a los franceses.

Pero Alberto no es un ciclista de finales explosivos. Durante Ancares, mientras el madrileño exprimía sus compañeros “twiteé” “cada metro que pasa va en contra de Contador”. El biganador del Tour no está súper como vemos y a pesar del órdago que jugó con su equipo atacó en serio a dos kilómetros de meta. Demasiado cerca. Purito se arrimó a Dani Moreno, le atizó y luego remontó para ganar etapa y unos segundillos que ahora sumados van por encima de veinte.

Es lo que hay. Que la Vuelta presentaba un recorrido mediocre lo dijimos, pero que a Purito le iba bien era una evidencia. Que si a ello se sumaron unas bonificaciones legalmente previstas antes de arrancar el circo, pues lo mismo. No toca otra que disfrutar y aceptar el resultado. Sigo pensado que Alberto Contador es favorito a llevarse la general, pero el goteo en su contra es incesante y minimizar los daños se le supone imprescindible.

Con todo, ahora mismo, sea como fuere, Contador demuestra, a mi juicio, una alarmante falta de pegada. Esa que muchos llevan esperando hace días y se resiste en llegar. Conviene recordar que la Vuelta no es eterna.

 

Foto tomada de Katusha Team

  • Carolina

    Que ahora se diga que Joaquin tiene el maillot rojo por las bonificaciones me parece absurdo, todo el mundo estamos viendo lo que está pasando cada día en carrera. Creo que mucho "aficionado" de la Vuelta de este año querria ver ya a Alberto Contador en el podium y eso está "escociendo".
    Siempre he creido que España tiene un buen puñado de ciclistas que tenian y tienen mucho que decir como corredores, pero por alguna razón que no entiendo se intenta dar más importancia a unos que a otros.
    Lo que queda de Vuelta es mucho y duro, en las piernas de cada uno está en conseguir llegar al final.

  • David

    ¿Mejores aficionados?

    ¡No me digas que existe un baremo para distinguir la calidad del aficionado al ciclismo!

    Entonces… ¿Solo los "mejores aficionados" están cualificados para decidir qué será épico?

    ¡Me cachis en la mar salá! Y yo que pensaba que en esto del ciclismo nadie es mas que nadie. ¡Qué chasco!

    Por cierto! los chicos de Caja Rural me dieron la razón. Eso si, se adelantaron a mi pronostico