Connect with us

¿Por qué Miguel Ángel López se merece una grande?

Miguel Angel López JoanSeguidor

Ciclistas

¿Por qué Miguel Ángel López se merece una grande?

¿Por qué Miguel Ángel López se merece una grande?

Tiempo de lectura:2 Minutos

Si algo tiene Miguel Ángel López es que es insistente, muy insistente

Hace años escuché una entrevista donde Rafa Acevedo decía que en una de sus primeras carreras “Supermán” López se fue al suelo y quedó sangrando con contusiones muy fuertes.

Recordaba que Miguel Ángel López, en lugar de abandonar la competencia, insistió en volver a montar sobre la bici para terminar la carrera.

Decía Rafa que entonces vio madera fina.

En Colombia diríamos que vio un muchacho con “garra”, con “perrenque”, con “verraquera”.

Rafael Acevedo, un viejo corredor del Café de Colombia que anduvo por las Europas, lleva muchos años dedicado a buscar talentos en Boyacá, ese altiplano alto y frío donde nació en 1954, la misma tierra de Nairo Quintana, de Fabio Parra, de Patrocinio Jiménez, de Juan Mauricio Soler, del mismo “Supermán” López.

La insistencia de Miguel Ángel López

Acevedo decía que por sus manos habían pasado muchos corredores y que los hay testarudos como Miguel Ángel López, y también los hay de esos que aunque tienen condiciones físicas excepcionales se quejan porque les duele esto o aquello, porque ven sangre, porque se caen y se pinchan.

Corredores de fuerza descomunal que se asustan con las caídas y los raspones, y que se bajan de la bici cuando la cosa se pone fea. Sus palabras, que entonces me parecieron crueles, no dejan lugar a la duda: “esos no sirven”.

DT Swiss ERC: La bicicleta se viste por los pies 

De López se dijo en su momento que era más fuerte que Nairo Quintana, incluso que podía mover más vatios.

En algunas etapas de contrarreloj demostró una progresión excelente frente a rivales menos fuertes que él en la montaña y entonces pasó a figurar como gran favorito en todas las largadas.

Pero la carretera lo trata mal.

Con frecuencia se compara la suerte de “Supermán” con la de Juan Mauricio Soler, aquel prodigio que acabó su carrera en una cuneta de la Vuelta a Suiza, donde por poco pierde la vida.

Como Soler, López suele acabar en enredones, en montoneras, con la cadena suelta, pinchado a nada de la meta, o reventado contra el piso, donde ya se dejó una vez varios dientes.

La mala suerte ha sacado a López de la pelea en dos Vueltas a España, y lo alejó lo suficiente en el pasado Giro de Italia donde acabó tercero a fuerza de coraje.

Y aunque en las primeras dos semanas de esta Vuelta a España cayó en cortes malos y sufrió averías mecánicas, nunca López había llegado a los días finales de una gran carrera a menos de un minuto del liderato.

Siempre atacando, siempre intentándolo, López muestra una ambición que no hemos visto a ninguno de los otros corredores.

Si en el ciclismo hubiera justicia, diríamos que es quien más se merece esta Vuelta.

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Ciclistas

Patrocinado

Inicio