Connect with us

Santiago Botero fue líder de la Vuelta en el peor momento

Santiago Botero lider La Vuelta JoanSeguidor

Ciclismo antiguo

Santiago Botero fue líder de la Vuelta en el peor momento

Santiago Botero fue líder de la Vuelta en el peor momento

Tiempo de lectura:2 Minutos

El día del atentado de las Torres Gemelas, Santiago Botero se puso líder de la Vuelta

El equipo Kelme llegaba a la Vuelta a España del 2001 con dos líderes para disputar la carrera: un jovencísimo Óscar Sevilla que sería segundo al final, y Santiago Botero.

El antioqueño Santiago Botero desvirtuaba todos los estereotipos sobre los corredores cafeteros: no era ni pequeño, ni de piel morena y rasgos indígenas, tampoco le iba mal en las cronos, ni provenía de una familia pobre de campesinos o de obreros, ni había sido ciclista desde muchachito.

Subía bien, eso sí, como buen hijo de los Andes, y siempre lo acompañó una fortuna de provinciano muy difícil de explicar; algo medio parroquial y medio folklórico que entendemos cada que Santi cuenta alguna anécdota por televisión: esa vez en que perdió una carrera porque tomó el desvío equivocado de la carretera y se salió varios kilómetros de la competencia.

O esa de cuando subió el muro final de la Flecha Valona con la máquina en el plato grande porque se olvidó de meter el cambio.

O esa otra de cuando tuvo que subir botellas de agua durante toda la etapa para que, sin bajarse nunca de la bicicleta, su compañero Jan Ulrich se limpiara las posaderas después de un ataque intempestivo de diarrea.

Y otro montón de cosas por ese estilo.

Santiago Botero, maillot oro de la Vuelta

Santiago Botero había salvado las primeras caídas y los cortes de aquella Vuelta trepándose a una escapada en la cuarta etapa con llegada en Gijón, ese día acabaría siendo líder de la carrera que había ganado su compatriota Lucho Herrera muchos años antes, aquello, sobre el papel, debería casi que provocar una conmoción y parranda nacional en Colombia.

Santi recuerda que iba en la fuga con David Millar, recuerda de Zabel ganó la etapa, recuerda los rostros preocupados de los directores deportivos en los autos, en las motos.

Al final de la jornada el cronómetro sentenció que él sería el nuevo líder y por ahí ya andaban todos comentando que acababa de ocurrir un atentado terrorista, al parecer algo importante.

La Émonda by Trek es sinónimo de ligereza 

Dicen que Santi estaba llorando en el podio por eso cuando le imponían la camiseta amarilla que perdería después en los Lagos de Covadonga para recuperarla luchando contra el cronómetro y volver a perderla del todo al final de la carrera.

 

Un colombiano era líder de la Vuelta a España y eso en este país debía ser noticia de primera plana, pero no ese día, no ese año, no en esa fecha.

Casi nadie vio a Santiago Botero vestirse de amarillo el 11 de septiembre de 2001: medio mundo andaba pendiente de cómo se desmoronaban las torres gemelas en Nueva York luego que un par de aviones las impactaran antes de que se asomara aquel aterrador medio día.

Imagen tomada de El Tiempo

Castelli_AGO-2-TOT
Castelli_AGO-2-TOT
Castelli_AGO-1-TOT
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Ciclismo antiguo

Inicio