La Vuelta como sucursal del Tour

1
3
vistas

El otro día hice una de las cosas que no acostumbro a hacer, enredarme en una discusión de twitter en la que lo encontrado de nuestras posiciones hacía imposible encontrar acuerdo. La controversia fue a tres, un lector llamado Juan Vicente, una de las personas con más recorrido en la narración deportiva de este país, Paloma del Río, y un servidor.

La chispa en cuestión fue un tweet de la periodista en el que venía a afirmar que “la Vuelta había sido de largo la gran ronda más emocionante del año”. Taché, craso error, el comentario de “sectario y corporativista” y empezó la retahíla de contestaciones que zanjé pidiendo disculpas por el tono y los adjetivos empleados, pues creo que al final, se nos va un poco de las manos todo esto cuando ni siquiera es importante ni trascendente, aunque a veces hagamos creer que lo es.

Hasta aquí bien. Han pasado casi tres semanas desde que acabara la Vuelta y lejos de dudar de la calidad deportiva que ha tenido, que a la vista está ha sido altísima, sí que dudo que haya sido de largo la más emocionante, porque sinceramente el espejo en el que deberíamos mirarse la carrera no es ni siquiera el Tour y sí el Giro de Italia, que no tendrá la grandeza ni trascendencia de la primera, pero que es una carrera ejemplar, con sus defectos, en muchos casos. El Giro 2016 fue una carrera que nos tuvo el 110% desde su inicio en Países Bajos y aunque el caché de sus protagonistas quizá no suene a Nairo y Froome, no desmereció por las emociones que transmitieron.

En todo caso, si alguien se mira en el espejo de la Vuelta es el Tour de Francia, cuyo propietario, ASO, posee el control sobe ella organización de la carrera, convirtiéndola en dos cosas: una sucursal y un banco de pruebas.

Una sucursal porque la Vuelta está envuelta en miles de detalles que recuerdan al Tour, desde los patrocinadores y la marca del maillot hasta las toallas de agua francesa que secan el sudor de los corredores. La cuenta de twitter del Tour da cuenta de la carrera e incluso las webs son idénticas en todo salvo en una cosa, en el apartado de historia que la ronda española directamente tiene vacío.

Lo más doloroso del control francés sobre la Vuelta es, a mi juicio, que Unipublic poco o nada puede hacer para recuperar y hacer viables muchas de las carreras que tuvo este país, no hace tanto, y cuy restablecimiento suena a utopía. Si la organización de la carrera fuera enteramente hispana, creo que existiría otra sensibilidad hacia esas carreras tipo Setmana, Aragón y Galicia, por decir algunas, que enriquecían nuestro calendario.

Por otro lado, tengo cada vez la más fundada impresión de que la Vuelta es el banco de pruebas del Tour, principalmente en lo que hace referencia al recorrido. Mirad esta noticia de Ciclo21. En el Tour 2017 estudian una etapa salvaje con porcentajes imposibles en el itinerario. ¿A qué os suena?, en efecto, a la Vuelta. La apuesta por suprimir las contrarrelojes casi en su totalidad es otro ejemplo. Veremos si un día se atreven a iniciar la carrera con una crono sobre tierra prensada o dar el banderazo desde el Charles De Gaulle. Entonces sí que cuadraríamos el círculo.

Imagen tomada del FB de La Vuelta

INFO

Aunque no lo tengamos presente, los que llevamos una vida deportiva activa podemos encontrar en el Omega3 un poderoso aliado para recuperar nuestra musculatura tras un esfuerzo

1 COMENTARIO

Deja un comentario