Las 21 etapas/lecturas de esa “carrera horrenda” que es el Tour de Francia

1
2
vistas

Las piezas iniciales de “Plomo en los bolsillos” abren con trazo cronológico de los primeros años del Tour de Francia, aquella carrera que se corría en pistas al aliento del precipicio y la amenaza de ataque de osos asilvestrados. Capítulos deliciosamente atractivos de esos primeros años de aventura e inconsciencia que culminaron en la descripción la carrera como algo horrendo en boca de aquellos que hollaron Tourmalet, Aubisque y cia hace 102 años.

Transcurrido ese siglo y pico, lo cierto es que el Tour conserva intacta esa mermelada de esencia aframbuesada y dulce para el espectador y agria con sus participantes. Hoy como entonces, una veintena larga de etapas sirven para atravesar Francia de punta a punta. Ese recorrido es el que hacemos por los 21 puntos clave de este año, esas perlas que la carrera nos ha dejado con algunas de las lecturas que nos han dado estas tres semanas de julio:
1ª etapa: Bradley Wiggins afirma que el camino a la gloria pasa por más allá de lo que ocurra en Francia lo que dura la carrera. Un compromiso firme y fiel con el ciclismo no excluye ganar el Tour.
2ª etapa: La acción u omisión de Chris Froome ha salido cara en concepto de imagen a Team Sky. El descontrol en que el equipo ha caído en ciertos pasajes ha sido lo más entretenido de la carrera.
3ª etapas: André Greipel con lo mejor de la casa a sus órdenes no ha podido más que empatarcon Mark Canvedish que vista la dejadez, obligada, de su equipo en las llegadas masivas ha hecho casi un pleno de triunfos sobre las opciones presentadas.  
4ª etapa: Bonitos descubrimientos como Col de la Croix, Grand Colombiere, Planche des Bonnes Filles y otro altos que le han dado un excelente color de novedad a la carrera.
5ª etapa: Luis León Sánchez omite muchos tópicos como ese rendimiento lagunar que ofrece en las grandes citas. El murciano firma una carrera llena de protagonismo y sobretodo una crono, por fin, entre los mejores y al nivel de las expectativas que se le suponen.
6ª etapa: Cadel Evans es cabeza visible de una generación que surgió en los años de plomo de Armstrong y que se despide los mejores logros: Leipheimer, Kloden, Horner, Basso, Vinokourov,…
7ª etapa: A pesar de que muchos han criticado el desarrollo de la carrera no debemos dudar de que visto lo visto, los mejores dieron su medida y ahí quedó el resultado. Vincenzo Nibali, la esperanza blanca frente al Sky, es un excelente ciclista pero sus límites siempre ha sido estos.
8ª etapa: Fabian Cancellara es lo único bueno que le ha pasado a Radio Shack en estas tres semanas de carrera. Una desdicha de equipo –coronado paradójicamente como el mejor de la carrera-  que disolvió su poca solidez a diario.
9ª etapa: Carrera de ausencias, y ello es una obviedad. No cabe duda de que los que no fueron de la partida han tenido diversas circunstancias para no salir, pero se les ha echado de menos, qué caray.
10ª etapa: Paulatinamente el Tour recupera apellidos franceses para su cuadro de honor. Excelente factura de la clase media de este ciclismo centenario que quiere reconquistar los albores perdidos.
11ª etapa: Nueva generación llamado a la puerta a porrazos. Thibaut Pinot, Tejay Van Garderen,… ciclistas que vienen para quedarse.
12ª etapa: Fenomenal carrera de Peter Sagan cuyos techo sólo el azar puede dibujar, pues a cada jugada sabe mejorarla a la siguiente. Un ciclista con registros irrepetibles, como no veíamos desde Laurent Jalabert.
13ª etapa: Resultado español acorde con la realidad del mismo. No era normal que con el deterioro que éste sufre, nuestros ciclistas dominaran de la forma que lo han hecho.
14ª etapa: La primera semana de la carrera abofeteó las opciones españolas. No cabe duda que el infortunio es una lotería caprichosa, pero qué curioso resulta ver que los mismos rara vez suelen estar en las montoneras.
15ª etapa: El Tour recupera el dogma de un atleta completo para triunfar y creo que lo ha logrado. La inclusión de dos cronos un acierto a la par que justo para el balance de la carrera.
16ª etapa: Alejandro Valverde enjuaga en los Pirineos una carrera que definitivamente debe entender no es suya. Sin brillar en ningún terreno en concreto siempre encuentra uno o unos mejores que él.
17ª etapa: Dignísima carrera del Euskaltel, el equipo que perdió a su líder de entrada y aupó  un excelente ciclista como Gorka Izaguirre a estar delante en cada día importante.
18ª etapa: La carrera 2.0 sugirió momentos más atrayentes que la propia competición física. Las disputa de las parejas de Cavendish, Wiggins y Froome dieron afiladas interpretaciones a la realidad que sus cónyuges intentaron maquillar.
19ª etapa: Definitivamente Thomas Voeckler es un ciclista de masas, que enciente los corazones del aficionado como sólo él sabe hacer, como sólo Bettini, Jalabert, Virenque,… lograron.
20ª etapa: Haimar Zubeldia descubrió en el epílogo de la carrera unas dolencias que estuvieron cerca de dejarle de una trayectoria deportiva que en este Tour ha levantado un nuevo monumento a una andadura discreta pero efectista.
21ª etapa: El año que viene más. Dicen que será la madre de todas las carreras, la edición número 100. Que no se engañen todo está en las piernas de los ciclistas y la mentalidad que éstos sepan plasmar en su obra.
Foto tomada del facebook del Tour de Francia
Si te ha gustado, que espero que sí, algo al menos, dale a alguna de esas pestañas de divertido, interesante,…

Publicidad

1 COMENTARIO

  1. Hoy después de la última etapa del Tour de Francia, a mi particularmente me invade una "sensación de vacio" que sólo me suele pasar cuando termino una buena novela.Has hecho un maginifico resumen de lo que ha sido la "mejor" carrera del calendario ciclista y yo me quedo con las etapas 5ª,12ª y 20ª.Y no nos engañemos todo lo que esté por pasar, está en la mente y las piernas de los ciclistas…

Deja un comentario