Connect with us

Las cinco bazas de San Remo

Opinión ciclista

Las cinco bazas de San Remo

Permitidme sea escéptico. No quiero serlo, pero la experiencia obliga. El ciclismo de ahora no es el de antes, ni mucho menos, para nuestra desgracia, y para ejemplo: San Remo. Es tan complicado romper el grupo, destacarse con éxito hasta el final que qué queréis que os diga, veo complicado que alguien lo logre esta vez.

Nadie llega solo a San Remo desde Fabian Cancellara, hace nueve años, y desde entonces se suceden ganadores de diferente signo, pero no con el poso y entidad de otros monumentos. Es el signo de la “più facile, più difficile”, que puede ganar quien menos de lo esperas. Dejadme hacer una apuesta rápida, un vaticinio sin pensar en exceso, movido más con el corazón que otra cosa, aunque admitiendo que será muy complicado burlar el sprint.

Arnaud Démare: es el dorsal uno y eso pesa en dos direcciones, por un lado confianza tremenda, por contra responsabilidad infinita. Si queréis que os diga una cosa, me parece un corredorazo, fue el único en aguantar a Alaphilippe en la primera etapa de la París-Niza y rematarle a placer en meta. Puede ser una baza al sprint, pero no le hará ascos a meterse y luchar por un corte. Para mí es una baza cinco estrellas sin duda.

Peter Sagan: en qué carrera no sale con vitola. Cilcista tocado por los dioses, no cabe otra que prolongar el camino abierto hace un año en Flandes. Es como Démare, le vale sprint o corte, pero es que además puede ser determinante en el Poggio y su descenso. Deprovisto de la ansiedad de antaño, tarde o temprano tendrá que ganar en San Remo y si queréis que os diga algo, no me importaría que fuera en esta víspera del día del Padre.

Jonh Degenkolb: otra vez aquí dos años después. Tras su accidente del año pasado la verdad es que verse en la salida milanesa es un éxito, pero este ciclista que bate con violencia la máquina cuando sprinta. no se conformará con el cariño ni el carisma que se ha ganado, quiere volver por la puerta grande. De verdad os digo que sentimentalmente sería mi favorito.

Nacer Bouhanni: un corredor que entiende el ciclismo como una lucha sin cuartel. A ver, quizá los haya más rápido, quizá más preparados para romper el sprint, pero me da, no sé, que estamos ante un típico producto para San Remo y no me agarro a su abrumadora victoria en la Noreke, que la concurrencia era la que era, me baso en la mecánica que le traicionó el año pasado cuando mejor pintaba para él. Todos se quedaron con la mala suerte de Gaviria, que la tuvo, pero el francés me pareció el perfil perfecto para machacar en San Remo.

Michal Kwiatkoswki: un ciclista cuya concepción de este deporte sólo puede que apasionar. Tiene arrojo, un equipazo detrás y baja como los ángeles, si alguien puede emular a Argentin. Fondriest, Jalabert o Kelly hete aquí el polaco, que necesita, eso sí, que los astros se alineen, si esto ocurre, llegar a San Remo en grupo puede ser un infierno.

Imagen tomada de FB de Milano-Sanremo y Strade Bianche

INFO

Así mejora WD40 la mecánica de tu bicicleta

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Opinión ciclista

Inicio