Connect with us

Las credenciales de Tom Dumolin

Ciclistas

Las credenciales de Tom Dumolin

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo

Tom Dumolin sigue quemando etapas, dando pasos…

Hay días que marcan, que quedan en la historia. Días que son cambio de tercio, de paso, de ciclo. Yo creo que en Bergen hemos asistido a una de esas jornadas que son preludio de algo, no sé de qué exactamente, no sé a qué nivel, pero hay cosas que no pueden ser porque sí.

Endura LDB Di17

Tom Dumolin no es un ciclista prometedor, no es ese mocetón de generosa sonrisa y angulada espalda que subió al podio de Ponferrada a recoger el bronce en una crono de ida y vuelta por los viñedos de Cacabelos y Villafranca. Le superaron entonces Brad Wiggins y Tony Martin.

El entonces campeón, hoy la celebridad más notable en el ciclismo de las islas, dijo que veía algo especial en el tipo que iba de naranja. Tom Dumolin no paró ahí. Fue creciendo, la Vuelta a España, la carrera que todos situaríamos en las antípodas de su perfil, casi cayó en su saco, pero en este Giro de Italia no se descolgó.

Ese día en Milán presentó las credenciales, en Bergen se ha presentado ante el rey, ante el corredor que ha logrado todo un doblete en tiempos de la súper especialización. Si el mundial contrarreloj hubiera tenido unos kilómetros más, habríamos visto como Dumolin doblaba a Froome. Sí, como suena.

No fue sencillo por eso. Era una crono traicionera, bella, pero traicionera. El nivel era intenso, los nombres que optaban a algo importante se agolpaban en la coronilla de esa pintoresca montaña que da cobijo la bella ciudad noruega. No eran nombres cualquiera, era la crema, la flor y nata del ejercicio individual.

Kiry, Oliveira y Moscon se quedaron en un pañuelo de un segundo. Hicieron una crono terrible, fantástica, a falta de los cracks. Una crono que fue una poesía del esfuerzo y un homenaje a la pasión y cultura deportiva por una afición cuyos gritos ponían una bóveda sonora sobre los ciclistas.

Y en ese escenario empezó a llover sin que Dumolin se percatara. Dice que pensó que el potenciómetro, esa maquinita del demonio, estaba roto por los valores anormales que arrojaba, anormales por arriba, como si aquel pedaleo fluido y esas sensaciones de confort, dentro de la agonía, no pudieran ser reales. Lo dijo con la naturalidad con la que se zampó un bocata mientras hacia tiempo para el podio.

Dumolin tomó nota de cómo lo hizo Kelderman, le metió clase al llano y cadencia a la subida, sin cambiar de máquina, en otra de las rarezas de esta crono que nos ha marcado, el tránsito de triatlón, sobre alfombra roja, con juez contando los pasos y cambios de bicicleta que nos recordaban que la campaña de ciclocross ya está aquí. El cambio de Lampaert lo firman en las campas de su país cada fin de semana.

En menos de tres cuartos de hora Dumolin ha accedido a la historia y ha puesto nombre a una medalla dorada que todos sabíamos que un día le cincelarían a medida. Ganar con esa solvencia le destaca para lo que ha de venir, y hacerlo sobre Primoz Roglic, versátil, y Chris Froome, quizá ya cansando de tanto reto, tiene gran mérito.

Desconozco si Froome y Dumolin cruzaron mirada una, dos o tres veces, pero creo que en el fuero interno de ambos hay un día, una cita, la jornada que empiece el Tour. El holandés cuenta los días para entonces.

Imagen tomada de @ESPNBike y Lotto-Jumbo Press

INFO

Escapada Disfruta en Bici de Benidorm y Vinaros

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo
1 Comment

1 Comment

  1. Robert van der Brugge

    20 de septiembre, 2017 at 23:48

    La CRI de hoy nos da unas claves para el futuro de nuestro amado deporte:

    – Dumoulin se postula como el principal rival de Froome en el TdF 2018, un rival atípico que sube bién, mírese las etapas de alta montaña que ha ganado. Llanea a las mil maravillas y tiene un rodar potente en terreno pastoso y con cotas de corte clásico, su última victoria en el Eneco Tour lo demuestra. Pero sobretodo, contra el reloj es un auténtica pisotonadora. Todo esto obligará a Froome a cambiar su estrategia del famoso “colchon” de la crono y le pondrá en apuros la primera semana del Tour, donde al parecer y según las últimas informaciones habrá una etapa en territorio Paris-Roubaix en y alguna otra en territorioTro Bro Leon.

    – Primoz Roglic, un valor de presente para las CRI y para cazar etapas e incluso alguna vuelta de una semana, y un diamante en bruto para futuras grandes vueltas. Ojo que ya ha demostrado que puede ganar en alta montaña, que se lo recuerden a Contador en el pasado TdF, además su subida de hoy ha sido de escándalo. Estamos delante de otro contrarrelojista que se especializa en grandes vueltas? El tiempo dirá, pero creo que el esloveno tiene mucho margen de mejora.

    – Gianni Moscon, la versatilidad hecha ciclista. Un tipo que te disputa con opciones una grande como la Paris-Roubaix. Pone a medio pelotón en apuros cuesta arriba. Si tiene la opción, se pelea con los hombres rápidos en las llegadas y por si fuera poco, se saca una CRI como la de hoy. Creo que el joven italiano tiene madera para cosechar muchas victorias.

Deja un comentario

Más en Ciclistas

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Inicio