Connect with us

Las grandes de Contador: Tour de 2009

Ciclismo antiguo

Las grandes de Contador: Tour de 2009

Las grandes de Contador: Tour de 2009

Cambrils ZC, Gran fondo
Ant1 de 2

El segundo Tour fue el mejor momento de Contador

Una carrera, un momento. Para Alberto Contador si hubo un momento mágico, esos instantes en que te puedes sentir invencible, señalaría el Tour de 2009, una obra perfecta.

Pertrechado en el poderosísimo Astana, Contador se veía rodeado de gente como Kloden, Leipheinmer, Popovich…. Un bloque de quilates como pocas veces se ha visto en una grande, un bloque que desde luego no era una balsa de aceite.

Porque desde el momento que en la Vuelta de 2008 se supo que Lance Armstrong la cosa empezó a nublarse. Desconfianzas, caras largas, bloques dentro del bloque. Astana era un hervidero de rumores y cotilleos que excedían con mucho lo deportivo, porque en su seno había cuestiones muy alejadas de lo deportivo.

Y con esa marmita empezó el Tour en Mónaco. Contador, líder, y Armstrong, líder. Un desmadre en toda regla que se escenificó camino de Montpellier en donde un corte, un instante de duda, dejó a  Contador atrás y el americano delante, con varios compañeros, para más inri y morbo.

Pero si una cosa estaba clara es que aquel Contador era un ciclista que caminaba pero que muy por delante de sus rivales. Conjeturas aparte, conspiraciones al margen, el pinteño iba dos puntos por encima, lo demostró someramente en Andorra y esperó pacientemente una larguísima vuelta por Francia, sin etapas importantes hasta llegar a los Alpes.

Así clavó su nombre en la historia de Verbier, una estación de esquí suiza, un enclave mágico entre el techo alpino, el Montblanc, y el emblema del lugar, el Cervino.

Ant1 de 2

Clic para comentar

Deja un comentario

Más en Ciclismo antiguo

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Inicio