Las jornadas de descanso las carga el diablo

0
4
vistas

Lo que en teoría tendría que ser un alivio para los ciclistas y en especial para los cabeza de cartel, que acostumbran a convivir con la presión, acaba siendo a veces una pesadilla, y es que el día de descanso en las grandes vueltas puede resultar fatal para las opciones de más de uno, por ser un parón en medio de un esfuerzo tan brutal como son tres semanas de competición.

El comentario de André Greipel en su tweet, #RestDaysaretheBestDays, no será compartido por ejemplo por Mikel Landa, la principal víctima de este inicio de segunda semana en un momento en el que casi todos le señalábamos como un aspirante claro y nítido al triunfo, eso sí, siempre que demostrara la regularidad de otras veces.

Hablaremos luego de Landa, de sus motivos, de sus causas y de las consecuencias, porque hablar ahora mismo, a las cuatro de la tarde del día que se ha retirado, sin más datos que los de un comunicado del Team Sky, es, a mi juicio cometer una tropelía.

Sin embargo mirando atrás son muchos los que tienen poco que agradecerle a un día de descanso. Para siempre queda el asunto del solomillo irundarra que aconteció en Pau en una tarde de julio nefasta para Alberto Contador, en concreto, y para el ciclismo en general, porque no son pocos los que relacionan la costillada que debió hacer el Team Sky este lunes con el caso del madrileño, cuando es como mezclar churros con merinas.

Pero lo que el día de descanso te quita un año, te lo puede devolver al siguiente, y el propio Contador sacó tajada enorme aquel día de Fuente Dé en el que el líder de la Vuelta, Purito Rodríguez, no contuvo los ataques del madrileño. Al parecer el catalán hizo descanso total ese día -lo llegó a admitir en las redes- y al siguiente perdió una Vuelta que tenía ganada y bien ganada.

Recordar también esos Tours que no existieron, los de Armstrong, que generalmente se debatían el día después del reposo, coincidiendo a veces con la primera jornada importante de montaña, una estrategia también habitual en Miguel Indurain porque en definitiva, como bien dicen algunos, en el descanso puede estar la clave del buen deportista.

Deja un comentario