Las navajas suizas del Team Sky

0
2
vistas

Menuda Dauphiné nos ha tocado en suerte. Como el año pasado, en la carrera alpina resuelve buena parte del mejor ciclismo del año. Revolcón, vuelco y “contravuelco” al día siguiente. Una carrera magnífica, el nivel que se le presume en el World Tour. No obstante habrá momento para hablar de las conclusiones que vienen del Delfinato, de sus montañas y parajes, porque no siempre todo es lo que parece, o al menos así lo pensamos aquí.

Aprovechamos para comentar lo que vimos en la etapa reina, en la llegada que vio ganar a Chris Froome. Nos llamó mucho la atención, otra vez, el trabajo de un ciclista mayúsculo llamado Peter Kennaugh. De él repescamos una pieza hace poco más de un año. A pesar de ser un ciclista que se proclamó campeón olímpico en Londres, este corredor de la Isla de Man siempre ansió el Tour y correrlo. Lo hozo hace dos años y su bautismo fue grande, en la subida a Pailheres, con Nairo atacando de lejos y sembrando el camino para el primer, y casi definitivo, ataque de su líder.

Curiosamente en la semana que la pista británica ha vuelto a la palestra por el récord de Wiggo, Kennaugh ha destacado de sobremanera con dos “performances” de nivel. En la primera etapa fue capaz de burlar el ritmo del pelotón para acabar ganando la etapa, con el aliento en el cogote y recordando esos ciclistas que de vez en cuando son capaces de dejar en evidencia a los “trenos” de los velocistas. Un bien cada vez más escaso y difícil de encontrar.

Luego, unos días después, en la subida más bonita de la carrera, Kennaugh se bastó y se sobró en favor de su jefe para reventar nada más y nada menos que Vincenzo Nibali, líder “in pectore” y ganador vigente del Tour. Un trabajo fino y elegante, como la ropa que calza este equipo que quiere recuperar el trono de la mejor carrera.

Kennaugh encaja perfectamente en el papel abierto por Geraint Thomas. Los dos son pistards de adopción, crecieron en el British Cycling, se proyectaron al Team Sky, tienen calidad para ganar grandes carreras, incluso en el caso de Geraint ser un excelente clásicomano, y cumplir excelentes hojas de servicio a sus capitanes.

Pero es que ambos son de lugares poco ciclistas, al menos tradicionalmente, Isla de Man y País de Gales, cosa que no les impide ser auténticas “navajas suizas”, multiusos, dos ciclistas de los que no abundan que muy posiblemente un día vuelen porque necesitan aire y espacio para dar rienda a tanto y tan buen talento.

Imagen tomada del Team Sky

INFO 

2

30 años después de la gran victoria de Pedro Delgado en la Vuelta a España de 1985 y para conmemorar aquella gran hazaña, hemos desarrollado junto a ETXEONDO una “edición limitada” de la equipación del mítico equipo ORBEA – GIN MG con la que el ciclista segoviano consiguió hacerse con la vuelta a España. Disponible a la venta en nuestra página web para todos aquellos que quieran rendirle su particular homenaje.

Deja un comentario