Las pajas mentales del “caso Contador”

1
2
vistas
Señores “show must go on”. El ciclismo no se acaba aquí. Ni siquiera se detiene. El mundo gira, no espera, el tren sigue su curso. La sanción que sobre Alberto Contador yace de forma definitiva es una muesca más en el serial negro de este deporte. Un toque de gracia sobre el que muchos de los actores implicados en este mundillo deberían reflexionar con calma.
Los hechos probados hablan de una cantidad de clemburetol, mínima pero cantidad a la postre en el cuerpo del ciclista. Corroborada esa cifra, de nanogramos se habla, se intentó solucionar bajo cuerda el asunto. Ello es arma de doble filo y la moneda cayó en cruz. Una indiscreción, por cierto no explicada, del laboratorio llevó al traste la vía discreta. De eso hace ya 17 meses.
Scarponi, ganador de la Volta del centenario 
Desde entonces las cábalas, conjeturas, inercias y demás han quitado todo peso a los hechos objetivos, y estos no eran otros que Alberto Contador estaba en la más absoluta provisionalidad en tanto en cuanto el fallo sobre su persona no había sido emitido. Así ganó el Giro, la Volta,… En este limbo el pinteño logró un excepcional año competitivo que alimentó más aún las emociones sobre el caso y puso leña al fuego en el terreno de la pasión, punto de vista que jurídicamente para su desgracia no es trascendente.
Animaladas varias se oyen y leen hoy en las redes sociales. Manidos recursos como el odio de los franceses a lo español –pero si le acabamos de dar el Toisón de Oro a Sarkozy-, cuando la resolución ha sido de un organismo sito en Suiza a instancias de entes multinacionales, uno de ellos, la UCI, presidido por un nefasto irlandés. Y es que nos guste o no, este tema por mucho que lloremos y nos quejemos, pasó de ser ajeno al propio ciclismo hace tiempo, desde el momento en que se tiró de jurisprudencia en otros deportes en lides similares y resolución favorable para los implicados. Diremos quizá que el ciclismo otra vez ha sido agraviado, y sin que nos falte razón, lo cierto es que, y volvemos al principio, el hecho probado es la cantidad de clembuterol hallada en la muestra del deportista.
Diremos que la suma era ridícula, y sí lo era, pero también constituía figura de castigo. Y no sé que habría sido peor, esta resolución o cambiar la norma en pleno proceso. Este segundo extremo habría parecido nauseabundo ante opinión pública internacional y porqué no doméstica.
Luego está el corredor con a mi juicio desafortunadas explicaciones al detalle de cuál será su temporada, sus carreras, milimetrando su calendario. Buff eso en pleno proceso me pareció una temeridad, y así lo comentamos. Las semanas le han quitado la razón. 17 meses después de conocerse el caso un hecho nos queda claro, el gremio de juristas, abogacía y demás especímenes acólitos ha salido muy reforzado, tanto en lo económico como en el poder que el sistema les otorga. Otros que también deben sentirse reconfortados en lo crematístico serán los señores de la federación internacional, su montante por el caso en forma de sueldo del ciclista también es apetecible. Quizá aquí se asienten muchos intereses ocultos. Pero esto es ciclismo, y colegas varios en twitter y aficionados de todo pelaje, sobretodo extranjeros, han brindado en la red por la resolución. Desconocemos la reacción de Andy Schleck, quien ya tiene un Tour. No olvidemos cómo se trató a Rasmussen en 2007. Ni olvidemos cuántos cadávares lleva este deporte en una terrible lucha contra el dopaje. Mosquera, por ejemplo. 
Con todo concluimos que hoy es un día muy triste para el ciclismo cuya intrínseca inoperancia ha llevado por delante la carrera, o parte de ella, del mejor ciclista de su generación, de ello no nos cabe duda. Ahora bien, mañana el sol saldrá, y lo hará en Mallorca, y en Qatar, y allí donde Dios quiera que circule una bicicleta.
Recordad que durante unos días tenemos disponible nuestra encuesta en la franja izquierda arriba sobre qué joven irrupción más nos ha marcado por su talento, carácter y fina labia. Si no lo habéis hecho podéis votar sobre ocho posibles candidatos e incluso admitimos un noveno en los comentarios para completar una alineación para el Tour. Por cierto Riccardo Ricco gana con insospechada holgura.
Si te ha gustado, o no, puedes expresarlo aquí abajo.

1 COMENTARIO

Deja un comentario