Las retransmisiones de Perico & Carlos de Andrés caminan por el alambre del forofismo

3
4
vistas

Cuando Alberto Contador se descuelga de Purito y Gilbert en Montjuïc “se protege en el grupo”. Cuando no logra despegar en los Lagos es que “se le acaba la rampa”. En Collada de la Gallina se cantaba su primer triunfo de etapa: “Vamos a ganar,… va a ganar”. Se omitió que Valverde venía por detrás. Al pinteño se refieren como “nuestro campeón”. Muestras elegidas al azar, pero no las únicas.

Entiendo, es humano y oneroso, que los conductores de las tardes de Vuelta en Television Española tengan primero sus preferencias personales y luego las profesionales, que pasan por el dogma de que si gana Contador habrá más repercusión para la carrera. Todo eso me parece muy bien, pero disfrazarlo hasta un límite es el mejor sello que distingue a un profesional.

Así las cosas cada jornada de montaña o nervios de esta Vuelta a España se ha convertido en una tortura auditiva a la luz de unos comentarios que a mi entender no se corresponden a la de una televisión de todos. Y no hablo de cuestiones territoriales, que ayer ya hubo quien quiso vestir esto de un Madrid vs Barça o Catalunya vs Madrid. Hablo de respeto a los gustos y formas de todos y cada uno de los televidentes que construyen a bolsa de expectación de la carrera. Aquello que forma el share, donde cada unidad es de un padre y una madre.

Pedro Delgado y Carlos De Andrés, Carlos De Andrés y Pedro Delgado se han recorrido la mitad norte de España cantando las virtudes de un ciclista, un solo competidor como creo nunca se debe hacer. Las narraciones futbolísticas de La  1 ya dieron la clave sobre ese partidismo. Uno de sus principales alentadores fue Sergio Sauca, quien parece no presentará los telediarios en su línea deportiva. Las quejas de la gente parecen que al final tienen resuello. En ciclismo es más complicado, las afinidades son menos definidas y muchos lo ven como espectáculo accesorio. Lo peor es que el forofismo transmitido se ha contagiado al normal análisis de la carrera, incurriendo en juicios de valor erróneos y ello sí que deteriora el servicio prestado. En ningún momento se ha cuestionado la precipitación de Contador vistiéndola de voluntad por dar espectáculo.

A la espera de que la carrera y el podio de la misma tome forma definitiva en la Bola del Mundo, sólo pedimos un poquito de objetividad, eso que se proclama sin mucho éxito en las facultades.

 

Foto tomada de RTVE

3 COMENTARIOS

  1. El "es que se quejan de todo" entre risas de De Andrés, todo un flamante director de Teledeporte, siguiendo con el "no lo había mirado (twitter) desde hace meses" lo dice todo. Creo que es una equivocación en lo que representa hoy las redes sociales de un director, repito, y comentarista deportivo.

Deja un comentario