#LaVuelta 11: El “Nairo vs Froome” está servido

0
9
vistas

No dudábamos que la undécima etapa constituía un eslabón difícil a salvar por parte de la caravana multicolor de ciclistas al tener que afrontar la dura ascensión al puerto denominado Peña Cabarga (565 metros), emplazado en pleno territorio cántabro desde donde se divisaba a lo lejos la sugestiva panorámica de la Bahía de Santander. La papeleta a jugar tenía su trascendencia especial para siquiera dilucidar un poco más las intenciones existentes entre los tres primeros clasificados en la tabla de la general, cuyos protagonistas no eran otros que el colombiano Quintana, el actual líder, el británico Froome, que ha reeditado su victoria del año 2011 en esta etapa, y Valverde, que trataba de defender a toda costa su segunda posición, una baza que en definitiva perdió, aunque por unos segundos.

La etapa en sí tuvo hasta las postrimerías una acusada e imperante velocidad que los mismos participantes impusieron. La etapa ciertamente fue a todas luces anodina hasta que se afrontó el puerto de referencia que hemos citado. Digamos que se registró una escapada compuesta por veintitrés ciclistas iniciada en el kilómetro 60, fuga que duró por espacio de un centenar de kilómetros más. Tal escaramuza fue debidamente neutralizada en las rampas del Alto de Peña Cabarga, calificada de 1ª categoría, en cuya cima se alzaba la meta de llegada. Se iba hacia arriba ante una pendiente muy empinada, con porcentajes que oscilaban entre el 5,9 y 9,2 % e incluso en algunos puntos rozaban el 14%. Los 6 kilómetros finales definieron, dieron la pauta de lo que fue en realidad la jornada que nos ocupa. Se vio a las claras el sufrimiento, el esfuerzo al límite, mostrado por los hombres del pedal empujando con fuerza sus bicicletas.

El kilómetro y medio postrero valió toda nuestra admiración al presenciar la lucha palmo a palmo derrochada por los corredores, especialmente por parte de los que han sido y son a fin de cuentas los valores más destacados del momento; los que compiten entre sí para conquistar el liderato o los lugares de honor con que cuenta la Vuelta. La incógnita de quién será el futuro vencedor absoluto nos mantiene en vilo, aunque personalmente como es natural tenemos nuestras preferencias. En este sentido más vale ir dando paso a las etapas que nos vienen encima, válganos esta expresión, para sacar consecuencias más firmes. Froome, este ciclista nacido en Nairobi (República de Kenia), nacionalizado británico, al adjudicarse la etapa sobre Quintana, su inmediato y más directo adversario, tuvo la beneficio suplementario arrebatar unos segundos de bonificación, que el reglamento de la prueba concede a los tres primeros de la etapa, en la escala de 10, 6 y 4 segundos, en orden correlativo. Ahora, son 54 segundos de tiempo los que separan a uno de otro en la general. El duelo no puede ser más disputado y más encendido. La incógnita de esta danza, no lo dudamos, viene dominando los ambientes ciclísticos.

El británico Christopher Froome, que no pedaleaba con contemplaciones en ese día lanzó un furibundo ataque, iniciado precisamente por Quintana. En consecuencia a esta estocada cedieron unos consabidos segundos de tiempo el español Alenjandro Valverde, el checo Leopold König y el otro español Alberto Contador. Fueron unos escasos segundos en juego, que en verdad sin ser vitales nos dan una idea de tal como van las cosas.

Escribíamos en uno de nuestros comentarios que el colombiano Nairo Quintana, que viste la camiseta de líder con toda honra, estaba rodeado de ciclistas extranjeros por todas partes en lo concerniente a la tabla de la clasificación general, salvo la punta de lanza a cargo de Valverde y Contador, con el que siempre hay que contar. Esta vez, tras la undécima etapa que exponemos, contemplando los catorce primeros puestos, encontramos a varios ciclistas españoles en posición aceptable, en lista de privilegio. Veamos su situación concreta: Alejandro Valverde, ocupa el tercero. A continuación señalamos a Alberto Contador (5º), David De la Cruz (9º), Samuel Sánchez (10º), Daniel Moreno (12º) y Sergio Pardilla (14º). En algo hemos mejorado.

Por Gerardo Fuster

Imagen tomada del FB de la Vuelta a España

Publicidad

Deja un comentario