Connect with us

El arma de doble filo de Contador

@JoanSeguidor

El arma de doble filo de Contador

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo

O esto es “teatro del bueno” que diría aquel, o Alberto Contador tiene pie y medio fuera de la lucha por el Tour. Hay veces en la vida, que “querer no es poder” y todo parece confluir en contra del madrileño.

Si en el ciclismo de toda la vida, esconder las debilidades ha sido una de las máximas llevadas a veces hasta el más completo paroxismo, esta primera semana de Tour estamos viendo que ese equipo que viste de amarillo y patrocina un oligarca ruso está siendo el primero en destapar las obvias debilidades del que hace una semana, en vísperas de arrancar en Mont-Saint-Michel, se tenía por líder de la escuadra y un top3 entre los aspirantes a ganar el Tour.

Endura LDB Di17

Más allá de las vendas del brazo derecho, de las contusiones en el hombro, de los quemazones, de las imágenes de las caídas, más allá de todo eso, el Tinkoff es quien dibuja y evidencia la debilidad de su líder. Un equipo cuyo patrocinio expira a final de año y que tiene un corral de gallos prestos a buscarse la vida por separado y sin responder ante nadie.

Cada mañana de esta semana twitter, webs y demás canales han sido un hervidero de declaraciones e interpretaciones sobre el estado real de Contador. Que va mejor, que va peor, que no está cómodo, que espera salvar Pirineos,… nada real, nada cierto, lo que la prensa española se esfuerza en mantener a flote se viene abajo cuando carretera pone las cosas en su sitio.

Era obvio que en la primera etapa del Macizo Central, los rivales de Contador iban a probarle, porque es su obligación y porque en estos niveles no se perdona nada. Dice Contador, no sé si con segundas intenciones, que esperaba que Movistar tensara la carrera. Cierto, pero que no olvide que a donde Movistar, primero, y Sky, luego, no llegaron, contribuyó su equipo. En el Aspin el tema estuvo contenido, sin novedad en el frente, pero esto no es más que preámbulo a lo que ha de venir.

1

Ahora bien, hay una segunda explicación a todo esto y gira en torno a las complicidades que el ciclista objeto de este post sabe generarse. El domingo, tras la victoria de Peter Sagan, nos lo preguntamos, y hoy seguimos en las mismas. La imagen de Kreuziger mirando atrás viendo a su jefe quedarse es brutal, demoledora, la mejor muesca de que Contador no tiene, al menos en esta alineación, alguien que dé la vida por él, no al menos como parece que tiene Froome o incluso Nairo, quien por el momento parece tener a Valverde entregado a la causa. Las declaraciones son demoledoras, Contador dice que pasó de acompañarle, Kreuziger, cuando le preguntan silba, y Sean Yates escurre el tema.

Hay quien compara la situación a aquella del Astana de Lance Armstrong, el paisaje es muy diferente, aquel era un equipo de peces muy gordos y Contador no andaba, volaba sobre la bici. Era tal su nivel que creo que sólo lo volvió a rozar en 2014, el año que dejó el Tour por caída. Aunque viendo aquello, viendo esto sigue en pie la pregunta de siempre ¿por qué Contador nunca ha tenido gregarios de confianza al margen de sus íntimos? si hasta su querido Paulinho prefirió irse al Radio Shack de Armstrong.

Para Contador se impone ahora la necesidad de salir vivo de los Pirineos, apelando a la épica en los Alpes. Bien, es una opción, pero para alguien que sueña con ganar, siete años después el Tour, creo que el premio es pequeño, sobretodo cuando en esa empresa puede hipotecar la Vuelta a España, que aparece en el horizonte y cuya opción cobra cada vez más fuerza.

Dicen que Contador está dando una lección de coraje y pundonor, es cierto, pero alguien que ha puesto la vara de medir en la victoria no puede estar satisfecho sólo con dar lecciones de pundonor. Contador rebosa ambición, eso es una virtud y un lastre. Un arma de doble filo.

Imagen tomada del FB del Tour de Francia & Twitter

INFO

2

Los relojes Suunto Spartan utilizan pantalla táctil en color de última generación con vista de gran angular que proporciona visibilidad al aire libre, incluso bajo la luz directa del sol. La pantalla táctil está optimizada para soportar interferencias del entorno y puede bloquearse completamente si es necesario. Durante el ejercicio, los relojes se pueden hacer funcionar utilizando los tres botones.

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo
Clic para comentar

Deja un comentario

Más en @JoanSeguidor

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Inicio