¿Qué le pasa al ciclismo más pequeño? (y III)

1
543
vistas

A corto plazo el ciclismo de base seguirá adelante, pero progresivamente si se sigue así, está abocado al fracaso.
 Hay cosas que se van mejorando, claramente sí, pero los ritmos de mejora en una sociedad en la que todo fluye más deprisa son insuficientes. El ciclismo va años atrasado y si no se aceleran los procesos se morirá en el intento de modernización.

En chicas cada vez va habiendo mayor inscripción pero los procesos que permiten tener a la mujer una mayor participación y visualización van también ralentizados.
 Las chicas han demostrado tener un nivel espectacular en todos los ámbitos, sea regional, nacional o internacional. Ver una carrera de mujeres está enganchando a un buen número de aficionados al ciclismo que habían dejado de seguirlo por el simple hecho que en los hombres todo el esfuerzo es medido al milímetro, cosa que para mí resta espectáculo y ese espectáculo lo están asumiendo las chicas.

Todo deporte de competición tiene un punto de espectáculo, si tu controlas todos y cada uno de los aspectos de un deportista desde que se levanta hasta que apaga la luz para dormir, estás interfiriendo y eso está sucediendo sobre todo en el ciclismo masculino. 
Esto puede sonar a contradictorio a lo que antes hablaba de la modernización del ciclismo y en parte lo es, pero creo que una cosa es ir variando las carreras y otra es convertir al ciclista en un autómata que no piensa y no actúa sin que le digan que lo haga.

Plantearle al ciclista una situación nueva no es malo si a la vez él mismo, por sus propios medios y no dirigido, la resuelva, vamos, lo que comúnmente se dice jugársela: atacar cuando el corazón o la cabeza se lo diga y no cuando se lo indique una máquina. Actualmente es jugar al juego de quien tiene más físico o más medios puede lograr ese fin y no quien es el más astuto.

Oigo mucho cosas sobre el ciclismo master y el de base. Hay que tener presente que el ciclismo naster es un mundo dividido entre los que quieren conseguir la gloria que nunca pudieron tener y los que hacen esto por pura diversión. Un veterano al que ya se le pasó la fecha de ser un ciclista consagrado no tiene sentido que se la juegue con dopaje o con entrenamientos extremos ya que no es el momento para eso, por el contrario el que lo hace por diversión, ya sea empezando o retomándolo como en mi caso sobre todo lo que aportamos es ilusión.

Los que son padres suelen tratar de que sus hijos también practiquen este deporte, por lo que sería un aporte de cantidad, y cuanta mayor cantidad suele haber mayor calidad, cuantos más niños mayor es la competitividad entre ellos, ojo vuelvo a repetir, que no buscamos fomentar la competitividad en todo su esplendor, pero todos sabemos que si dejamos a los chavales solos, entre ellos compiten y muchas veces de una manera más divertida. Volvemos al fútbol, un partidillo entre amigos da igual quien gane, al día siguiente no habrá un ranking para saber quién ha ganado más partidos, ni quién marcó más goles, pero ese día se esforzaran por marcar muchos goles.

En algunos casos las carreras master también ayudan a que algunas pruebas no desaparezcan, ya que es más fácil vender a una institución una prueba numerosa que una con poca gente, e incluso a autofinanciar las carreras con las inscripciones. Lo que el colectivo master no está dispuesto es a que cuatro organizadores, sin incluir a empresas privadas, se lucren a cuenta de estos y que ese dinero de inscripciones se vaya destinado a costes íntegros de la prueba.



El cicloturismo sí que no veo cómo puede ayudar a la base, pues se trata de otro tipo de ciclismo muy diferente al que hemos tratado en toda el post. El cicloturismo es básicamente diversión, turismo y en algunos casos superación personal, pero desde el punto de vista siempre individual y no del logro colectivo. Yo lo considero como una excursión organizada pero encima de una bicicleta donde conocer gente, compartir afición pero sin la necesidad de lucha. Es cierto que hay gente que trata las marchas como competiciones encubiertas, pero acaba siendo un grupo muy reducido de gente y son gente que no suele relacionarse mucho con los demás, por lo que el resto de personas que acuden a estos eventos no les suele acabar siendo un perjuicio, al contrario de las carreras competitivas en las que sí se ven excluidos a la primera de cambio.

Por Pablo Martínez Beis, de 32 años y actual director deportivo de Nivel 1, ciclista de categoría master en el Club Deportivo Pinarium de veteranos. Es también colaborador con los monitores de la escuela de triatlón su club y ha colaborado en las escuelas de ciclismo de varios clubes de la provincia de Pontevedra. Lleva desde que tenía 10 años en el ciclismo y actualmente también es organizador del Trofeo Concello de Pontevedra de ciclocross.

Si quieres ver los dos anteriores post:

¿Qué le pasa al ciclismo más pequeño? primera parte
¿Qué le pasa al ciclismo más pequeño? segunda parte

INFO

No cargues con tu bicitodo el viaje, sólo disfrútala

Publicidad

1 COMENTARIO

  1. Hay muchos clubs que organizan marchas cicloturistas, que con el dinero recaudado ayuda a financiar otras pruebas de ciclismo base que esos mismo clubs organizan.

Deja un comentario