Connect with us

#LeCahier C´ est le Tour

Barguil gana su etapa en el Tour

Destacado

#LeCahier C´ est le Tour

El Tour nos debía una etapa así. La jornada entre Saint-Girons y Foix estaba marcada en la agenda de muchos, era peculiarmente corta, con tres puertos duros y venía tras el maratón que acabó en Peyragudes.

Tenía los elementos, a priori, y los condimentos, tras lo visto ayer, para ser una jornada histórica y creo que lo fue, porque a la valentía de Contador, Nairo y Landa, se le unió el constante cambio de roles y pizarras. Una etapa de esas que pasarán los años y la tendremos recurrentemente en la memoria.

Top 4 igualadísimo: A día de hoy, si me pedís un favorito para París, no lo veo claro, nada claro. Sólo así se explica que Fabio Aru, Chris Froome, Rigo Uran y Romain Bardet fueran juntos hasta el baño. Podía arrancar uno u otro, que el devenir de la carrera, casi de forma obsesiva los volvía a reunir.

Llamó la atención la soledad de Fabio Aru, ya sin el mejor gregario al que uno podía aspirar, Jakob Fuglsang, descolgado casi desde salida. Aru se defendió como gato panza arriba, pero más etapas como ésta y acabará con los nervios destrozados, pues le toca vigilar tantas ruedas, tantos rivales tan cerca, que el camino hasta París se le puede hacer larguísimo.

Landa es el quinto hombre: a ese big four se le añade un quinto elemento, Mikel Landa, un corredor que tiene muchas virtudes, pero una por encima de todas: lo hace de tal manera que parece fácil.

Landa se fue con Alberto Contador con treinta kilómetros en las piernas y a setenta de meta. Ya no les verían. Se movieron en un lapso de dos minutos durante kilómetros y kilómetros, primero solos, luego con Barguil y Nairo. Estas cosas están al alcance de muy pocos, como el hecho de que Landa viniera como gregario de lujo de Froome y está entre los mejores. Ahora mismo, conociendo al alavés, no descartéis nada. Cosas más raras se han visto.

Los recursos del Team Sky. Hay días en que las cosas parecen tan claras, tan nítidas en el Sky, que ahora mismo lo único imprecedible en el equipo blanco es el propio Landa. El alavés fue la carta que se jugó desde un primer momento. No se esperó en exceso para que Landa pusiera nerviosos a los rivales de Froome, le hicieron saltar de lejos y tuvo con las orejas tiesas a la concurrencia durante gran parte del día.

Luego estuvo el movimiento de Kwiatkowski, evidentemente para Froome. Cuando vio que podía entrar con Landa, el polaco se frenó, o fue frenado. El objetivo era ayudar al portador del número uno que no os engañéis sigue siendo el jefe.

La jugada final del Sky era destacar a Froome en el descenso con Kwiatko, pero esa igualdad entre los mejores pesa. Polaco e inglés no trabajaron en la caza, o sí, o no, la verdad es que en un día perfectamente definido, fue el único instante de duda en el Sky, precisamente porque el objetivo sigue siendo que Froome gane su cuarto Tour por encima de cualquier prioridad.

Brochard, Jalabert, Moncutié… Barguil: Los franceses vuelven a mandar el día de su fiesta nacional y Warren Barguil entronca con grandes de siempre en su ciclismo. Me alegra ver que los franceses siguen creciendo, pues pasaron por un desierto, y nunca le dieron la espalda al ciclismo en especial al Tour. El final de Barguil es apoteósico, como se abre en la curva final y saca petróleo de la precipitación de Alberto Contador en el tramo final. Ojo con el Sunweb, que no tendrá muchas victorias, pero las pocas que logra, muy valiosas.

Contador, imperecedero: como tanto gusta decirlo ahora, Alberto Contador se ha reiventado y vaya, no le ha resultado tan mal. Atacando de muy lejos, ha tenido la fortaleza física para aguantar hasta el final y es que con el madrileño volvemos a lo de siempre, cuando habla en la carretera acostumbra a bordarlo, incluso cuando se lanza de forma tan precipitada en el sprint. Merece una alegría Contador, por él y por esa legión de incondicionales que nunca osará cuestionarle, pues lo primero que él quiere es que “la gente disfrute”.

#LaProchaine Entre Blagnac y Rodez 181 kilómetros sin dificultad aparente pero terreno pestoso por el Macizo Central. El final de 570 metros a casi al 10% puede deparar sorpresas según están apretadas las cosas.

Imagen tomada del FB del Team Sunweb

INFO

Mira qué tienen por las rebajas de Santa Fixie

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: Mikel Landa es el ciclista del Tour - Ciclo21

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Destacado

Inicio