Llegó el momento de Rui Costa

0
15
vistas


Rui Costa es nada menos que portada en la biblia anglosajona, el Procycling. Ese cotizado espacio no se abre a cualquiera. Su galería de personajes es top y suele centrar la entrevista importante de cada número. Si este próximo Tour nos abre expectativas sobre muchos ciclistas, Rui Costa quizá sea uno de los principales algoritmos a resolver. Por de pronto el titula promete: “Siempre que me propongo algo, lo consigo”. Le toca hablar en la carretera.

Rui rueda estos días por Suiza, un paraje que se le da especialmente bien habida cuenta de sus dos victorias en la Vuelta a Suiza y sendos podios en Romandía. Del portugués hemos hablado varias veces, existen pocos como él, tiene un olfato sensacional pero sobretodo una ambición y confianza en sí mismo “hors categorie. Estamos ante un corredor que en su primera etapa de pro mandó a uno de los veteranos del Caisse d´ Epargne a por agua al coche, ante un ciclista que le dijo que no a Eusebio Unzúe el año pasado cuando éste miraba más por la general por equipos que una segunda etapa del luso en el Tour. Un ciclista fuera norma, “self made”.

Las cosas convienen demostrarse en la carretera y Rui hasta la fecha lo ha hecho. Hastiado de haber encontrado el techo en Movistar, si con Valverde ya tenía un escollo, imagínense con Nairo, se decidió por un equipo de clase media en apariencia, pero muy sólido en esencia, el Lampre, apoyado por una marca de bicicletas líder como Merida. Su calidad es tal que su actual mentor, Matxin, le compara a Oscar Freire, en la consecución de objetivos.

Otro que habla mucho de Rui, en la mentada entrevista de Procycling, es el médico de Movistar, Jesús Hoyos, quien un día se quedara prendado de su clase: “Sabe qué fuerzas tiene, cuáles puede gastar y qué táctica seguir en cada momento”. Como tocado por un halo invisible, Rui lee e interpreta como nadie. Es todo lo contrario a Valverde” dijo Hoyos, no cabe duda, lo vimos muy claro una tarde en Florencia. Se ve que Hoyos le tuvo vigilado desde hace tiempo, lo conoce tan bien que “fue hasta normal que dejara Movistar”.

El palmarés de Rui es pequeño pero muy selecto, dos Suizas, tres etapas en el Tour, un mundial,… pequeño en cantidad, enorme en calidad. Un ciclista de objetivos, pocos y precisos, con las cosas tan claras que su opinión debe ser tenida en cuenta. Ahora llega a este Tour, con el caché que reclamaba para sí. Han sido años de conocer la carrera, de moldearla en su mente, se saber qué hacer en cada momento. Sinceramente a mí Rui me parece un ciclista más válido para otros objetivos, pero será interesante medirse con los mejores en este terreno.

Una cosa sí que tengo clara, lo hará este año, le irá bien o mal, pero si es lo segundo, y las conclusiones que saca son las adecuadas, creo que no reincidirá, este corredor no se obceca, corre lo que ve en su mano y echa el resto. Al menos así ha logrado ser el ciclistazo que es.

Foto tomada de aqbike.blogspot.com

INFO

Concurso internacional de “selfies” ciclistas de Inverse

El selfie está de moda en el ciclismo en las redes sociales como Instagram. Y desde Inverse queremos premiar vuestras fotografías que os hacéis con nuestra ropa. Etiqueta tu selfie con #inverseteams en Instagram y gana una equipación completa “STAR”, formada por un maillot, culotte, guantes y calcetines.

Publicidad

Deja un comentario