Lo que yo entiendo por cicloturismo

0
256
vistas

El otro día me pidieron desde Idealo una pequeña ruta en bicicleta que me marcara. Hablé del tramo navarro del Camino de Santiago, un itinerario en bajada hasta Pamplona, con el puerto del Perdón luego y antes de entrar hacia Puente La Reina y Estella. Para mí, es el trozo más bonito hacia la ciudad “bien compuesta”, es decir Compostela.

Aunque a muchos os asombre, tuve una época de ciclista mochilero que recuerdo con mucho cariño. Una época, lejana, eso es cierto, en la que tuve un hierro por flaca, que temblaba hasta casi partirse en cada bache, en cada pedrusco, en cada surco… viéndolo ahora lo que me asombra es no me partiera la crisma en un descenso cualquiera, porque aquello era inestable de cojones.

En la ruta que describo en Idealo, hablo y me recreo en el concepto de hacer turismo con bicicleta, algo que muchos tienen claro, pero que otros no tanto. Creo que la palabra cicloturismo se ha prostituido o no al menos significa lo que un día quiso significar.

Anoche recuperé este post y se montó un interesante debate en Facebook: “¿Es necesario hacer rodillo antes de tomar la salida en una marcha cicloturista?”

Yo creo que la misma pregunta provoca sonrojo y aún y así hay opiniones para todo, aunque la mayoría opinaba sobre lo increíble de la imagen, a mí también me lo parece. También se habla de que cada uno es muy libre de hacer lo que le venga en gana, cosa que también está cargada de razón, aunque hasta cierto nivel, porque cada semana es raro no leer a alguie expresar su hastío por encontrarse siempre lo mismo: gente “encunentandote”, ritmos endiablados, descensos peligrosos con tráfico abierto,…

Este debate por eso es muy largo y lleva tiempo haciéndose. Para que os hagáis una idea, cuando el cicloturismo no era lo que esa ahora, ni siquiera movía lo de estos días, hablo hace 25 años, se generó un debate apasionado y a flor de piel que acabó con la creación de una categoría en la Federació Catalana de Ciclisme, con el presidente Arbós, que fue la ciclodeportiva, una forma de sacar a quienes quería competir en las grandes marchas para meterlos juntos en carreras concebidas como tales, con la idea de sacar la carbonilla.

Esa idea fue tan buena que incluso dio el salto al nivel España y contentó a muchos. Sin embargo con el paso de los años, la aglomeración de corredores y el aumento de la demanda, las cosas parecen haberse enrarecido nuevamente y en las marchas ya vuelven a haber quejas y malos rollos, lo mismo que en las carreras en las que tienes un mal momento, te descuelgas, y para casa ya. Pero si hay eventos que se llaman carreras, que otorgan premios y están en el apartado de ocio en los calendarios. La confusión es tal, que yo creo que muchos no saben ni dónde pisan…

Con todo me pregunto ¿Alguien no ve que igual el futuro pasa por carreras master de 220 kilómetros y 5000 metros de desnivel positivo? Ahora bien, no me preguntéis el precio de organizar eso, porque igual a más de uno se le quita el ansia de sacar los colores en más de una marcha…

Imagen tomada de Expertos en el Camino

INFO

WD40 te ofrece un #ViajeMíticoMira cuál y cómo optar a él…

Deja un comentario