Connect with us

Los ciclistas continentales no son profesionales

Opinión ciclista

Los ciclistas continentales no son profesionales

Muchas veces hablas con corredores, mascullas opiniones por ahí y corre un denominador común entre muchos de ellos y es que sus años de equipo continental los consideran como si fueran ciclistas profesionales, cuando, nada más lejos de realidad, cabe ver el puñado de verdades que dice este artículo, para calibrar cuán equivocados están muchos.

El mismo viene a incidir en algo que en este mal anillado cuaderno nos han explicado, la motivación y las ganas reales de seguir adelante con la bella e incierta aventura que es el ciclismo a full time. No nos engañemos, detrás de cada gran historia hay de todo, grandes instantes, alegrías, emociones, pero también miserias, tristezas y ratos en lo que apetece echarlo todo a pastar, sobre todo cuando levantas la mirada y ves engañifas como la del Bolivia, donde algunos esperan buenamente cobrar.

Pero la vida aquí es otra cosa. Imanol Estévez, ahora rumbo a su destino soñado, ser piloto comercial, nos lo explicó, una cosa es lo que se ve y otra la realidad. Ser miembro de un equipo continental no es ser un pro, a veces todo lo contrario, no implica cobrar y sí pagar, en el colmo de la desvergüenza, tu plaza en la categoría. Eso ocurre, nos lo dicen por varias vías, pero nadie habla, nadie comenta. Si no lo hacen los damnificados, no esperéis que señalemos a alguien aquí.

Ser continental es una moneda al aire, una escala que es como el chicle, que se adapta y acopla a la realidad de quien maneja y no de quien correr, hablan de sueldos, que van a caballo entre los de Francia, idílicos, y los suizos, inexistentes. Yo soy de los que cree que a la mínima oportunidad hay que pagar, porque la gente no vive del aire, hasta el momento no, y creo que sigue siendo así.

La gran baza de los continentales es el calendario, pero ¿qué calendario? La Vuelta a Madrid, con todos los respetos, es la alternativa, la Vuelta a Asturias,… hablamos de carreras que con un poco de suerte veremos en un enlatado tras un zapping diagonal por Teledeporte, habitualmente, cuando no en otros canales. ¿Eso es lo que se vende a los chavales?

Cuando el ciclismo mundial dio el paso al vacío, a lo desconocido, que es el World Tour rubricó la muerte de una parte importante, y sobrante, de ese calendario. Acabó por enterrar Urkiola, Montjuïc, Aragón, Luis Ocaña, los Puertos, Galicia, Galera,… integró Naranco en Asturias y Arrate en País Vasco, previa desaparición de Bicicleta Vasca y redujo a la mínima expresión otras carreras, dígase Murcia o La Rioja.

Todo ese calendario de serie B que relatamos, todas esas carreras que ahora vemos lejanas, eran la palanca de los equipos tipo continentales, les daba la vida, les abría la puerta a competir en casa, les dejaba la opción de sacar a los chavales que mostraran lo mucho que podían dar de sí. Ahora les queda ir a Portugal y a Francia, donde muy bien, extraordinariamente bien, lo han de hacer para que se fijen en un españolito con cientos de franceses llamando a la puerta.

Con un ciclismo, el español, que vive de la inercia de los buenos tiempos, la creación de un equipo tamaño Caja Rural es fundamental, dos ya sería la hostia, pero la recuperación del calendario o creación de uno nuevo debería acompañar, porque una cosa al final no se entiende sin la otra.

Pasan los años, el ciclismo en España se enfría, quienes podrían tener el recurso de remover la tierra para que ésta diera fruto parecen ajenos, pero quizá un día su competición se quede sin atractivo local si no potencian lo de casa. Entretanto, ya les va bien, que algunos continentales se sigan proclamando pros.

Imagen Murias Taldea

INFO

Mira qué viaje mítico tienen por WD40

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Opinión ciclista

Inicio