Los doce nudos gordianos del 2012 (1)

0
3
vistas

Ya en 2012. El año que arranca hoy, en lo ciclista amanece pero que muchas incógnitas que despejaremos, numerosos retos que cuajar y hechos, no siempre dirimidos en la carretera, que deberán marcar el rumbo de lo que será el ciclismo en los años venideros. No se necesitan dotes de genio para adivinar un escenario adverso  en lo doméstico pero no tanto en el internacional, aunque el número de grandes equipos se ha reducido y los más potentes lo son más si cabe. En el plano competitivo estamos ante ejercicio olímpico y ello abre un frente nuevo agrandando por la paulatina entrada de nuevas carreras en escenarios inéditos hace un lustro pero que copan el interés de las grandes estructuras por los motivos que la UCI se apresura a explicar.  
Arremangados, y metidos en faena, desde primero de año entramos a afrontar las doce perlas que pueden definir el año que empieza ya:
1.       El fallo de Contador: quizá la sentencia más divulgada de la historia, al menos en el sembrado de pistas y contrapistas que nos llevarán hasta ella. Qué duda cabe que de la suerte que corra el mejor ciclista del mundo depende el núcleo duro de la temporada, ello es el Tour, pero su decisión trasciende el ciclismo, cuyo crédito, de ser un fallo negativo, podría quedar más dañado, si ello fuera posible
2.       Nys, en su asignatura mundialista: aunque nos hallemos a puertas del arranque austral de la temporada carretera, habitualmente tórrida, la campaña de ciclocross está ya en enero y los grandes rankings empiezan a definirse. El principal, la Copa del Mundo ha sido un mano a mano Nys-Pauwels igualados en victorias, y además alternándose en vanguardia. Sin embargo para Nys la asignatura grande le viene con el Mundial que sólo ha ganado una vez. Seguramente Stybar, aunque ausente en gran parte del año, lo mismo que Albert, quieran jugarlo todo a la gran cita.
3.       Buscando al mejor croner: el frente abierto por Toni Martin deja opciones a un duelo con Fabian Cancellara como nunca se había visto el suizo. El alemán no sólo ha recortado distancias sino que si ha remontado al helvético que además afronta muchos y variados frentes acordes a unas capacidades y que el año pasado no han derivado en el palmarés deseado. La cita olímpica pone frenesí al duelo que además añade el concurso del Bradley Wiggins quien en las calles de su Londres natal se ve más que obligado.
4.       Choque de trenes en el velódromo londinense: si en alguna disciplina ciclista los Juegos tienen especial incidencia es en la pista. De dominadores absolutos en Pekín, los ingleses ven amenazada su jerarquía en su propia casa ante la proliferación de combinados como el australiano (potentísimo), alemán y francés, entre otros, que augura una lucha feroz por un medallero del que España fue partícipe años atrás y que en esta ocasión ofrece pocas certidumbres.
5.       Punto de inflexión para el ciclismo francés: la ininterrumpida apuesta por el ciclismo desde la escuela gala, incluso en tiempo de vacas flacas, puede finalmente tener recompensa. Obviamente la celebración del Tour de Francia en sus fronteras ha mantenido las constantes vitales de un país históricamente grande pero muy mermado en su poderío en tiempos recientes. La irrupción de Pierre Rolland y las excelentes prestaciones de tenaces ciclistas como Thomas Voeckler sirven en bandeja un nuevo ciclo para el país vecino.1.       
6.   Concentración de figuras: la desaparición de estructuras como HTC suscribe la creación de nuevos e apabullantes bloques con tres, cuatro o cinco bazas en algunas de las grandes carreras en el mismo “nueve”. El Radio Shack es tangible ejemplo, pero no le van a la zaga el poderoso BMC, un equipo cuyo mecenas es una marca de bicicletas asómbrense, y el Team Sky. Además el inicio en las antípodas se pone el foco sobre el GreenEdge, la proyección australiana a un caudal de talento sin par. España la noticia es el regreso de Alejandro Valverde quien a última hora compartirá galones con Juanjo Cobo en un potentísimo Movistar. 

Mañana más…

Si te ha gustado o no, justo debajo lo puedes expresar

Deja un comentario