Los dos caminos de Rui Costa

0
7
vistas

¿Grandes vueltas o clásicas? La cuestión se impone en el camino del portugués Rui Costa, campeón del mundo hace más de dos años, con una notable carrera de dimensión nacional e internacional. Hasta la fecha sus hechos reflejan una madurez deportiva, calidad por encima de la media y determinación por alcanzar todo a lo que se propone.

Tricampeón del Tour de Suiza, algo nunca alcanzado por un ciclista en la historia, Rui Costa apunta el Tour de Francia como la carrera donde le gustaría llegar más lejos. De las tres grandes vueltas, el Tour ejerce una magia sobre el portugués del Lampre-Merida, al que se unió en 2014 para intentar alcanzar su lugar  en los Campos Elíseos. Enel Tour ya cuenta  con tres victorias en etapas:  Super-besse Sancy, Gap y Le Grand Bornand. Su mejor puesto en la general fue el 18º en 2012.

Siempre presente en el Tour, desde 2009, fue en 2014 la primera vez que portó el dorsal de líder de su equipo con vista en el top ten. Sin embargo, la suerte no ha sido su compañera y en esos últimos dos años ha sido forzado a abandonar tras sendas caídas. El destino parece alejar Rui Costa del Tour, llevándolo hacia otras carreras como las clásicas y cortas vueltas en las que sí demuestra tener la chispa necesaria, pues en el fondo le son un terreno más favorable.

En las clásicas más prestigiosas, logró un tercer puesto en Il Lombardia de 2014, solamente superado por Alejandro Valverde  y Daniel Martin, más dos cuartos puestos en la Liège-Bastogne-Liège y Amstel Gold Race de 2015. Inolvidable fue su gran éxito: el Mundial de 2013, delante de uno de los mejores ciclistas del pelotón, Purito Rodríguez, tras superar con brutal inteligencia el recorrido de 272,2 km por Florencia.  Y a todo ello le añade grandes desempeños en el Tour de Suiza, Critérium du Dauphiné, 4 Días de Dunkerque, Tour de Romandía y la lusitana Volta ao Algarve.

El actual campeón nacional expresa gran facilidad para destacar en carreras de un día o vueltas de una semana, por eso emerge la pregunta: ¿Debería poner fin al objetivo de llegar al podio de una gran vuelta para apostar por las clásicas?

A los 29 años nos parece poder pedalear hacia las dos metas, uno no excluye la otra. Apostar por ganar una clásica, sin dejar de lado el señalado talento para estar en una gran vuelta, en su caso el Tour, no nos parece incoherente para sus características. Se cuestiona su capacidad para ganar una gran vuelta, pero recordamos otros casos en los que se dudó y el ciclista salió adelante, por ejemplo Ryder Hesjedal, quién acabó por llevarse el Giro contra todas las expectativas. ¿Por qué Rui no?

Las circunstancias de carrera y la condición de sus rivales pueden dictar la suerte o no de la lucha de Rui Costa por una gran vuelta, sin embargo a priori le vemos como un corredor que tiene en sus pedales calidad  y en la mente la fuerza de un campeón para ir a por ello.

Por Helena Dias

Publicidad

Deja un comentario