Los “dream teams” de Río

0
6
vistas

Ya lo ha confirmado, lo sospechábamos. Ya tiene suficiente. “Posiblemente no vuelva a correr”. Purito se acaba en Río de Janeiro, en unos Juegos, por la puerta grande, casi tanto como su trayectoria. Purito es parte sustancial de una de las selecciones que forma con cinco ciclistas en la parrilla de salida de la ciudad carioca. Es el segundo hombre, el “subalterno” que dirían los locutores de la Vuelta a Burgos. Espero no afloren malos rollos del pasado, Florencia quiero decir. y el catalán y Valverde trabajen como la cita lo merece.

Quizá España no sea la selección que peor lo tenga en cuanto a elegir su peón ganador, pues los otros tres ciclistas son para currar en el más amplio sentido de la palabra, aunque trabajar en una cita como ésta implica hacer la carrera desde adelante, pillar los cortes, estar en cabeza lo más posible y en una de estas quizá hasta te encuentres con una agradable sorpresa al final.

En otras selecciones el problema es marcar la carta ganadora, cuando la mano que reparte suerte es tan caprichosa en una carrera que se corre a equipos de cinco o menos. El Team GB, por ejemplo. Trabaja Froome para Geraint o viceversa. En la recámara tienen el mejor joven del Tour, Adam Yates, y un fino cazador, Steve Cummings. En Londres hicieron un “all for Cavendish”, griparon sencillamente porque la carrera así es incontrolable. ¿Quién marca el liderato?

Colombia, otro ejemplo. Sin Nairo Quintana se permiten traerse el ciclista más lúcido del Tour, Pantano y cuatro figuras, Chaves, López, Heano y Uran, vigente medalla de plata. ¿Quién para quién? buena pregunta. Cualquiera de los cinco son potenciales ganadores, no todos en la misma medida, pero casi.

Problema similar en Francia, la selección de Bardet, quien con esas teorías que gasta de ciclismo imposible en los tiempos que corren, lo bien que baja y lo excelente que rueda, ojo con él. Pero quién le pondría por delante de Alaphilippe o de Vuillermoz, ganador por cierto del preolímpico, aqui mismo.

Otra muesca, Bélgica. Dile a Gilbert que trabaje paz Van Avermaet, o al revés, díselo a Wellens, una de mis apuestas para podio. Los vecinos, Países Bajos, con nuestro caballo ganador Dumolin, pero Mollema on fire, Poels en modo trotón… También hay dúos, Kwiatkowski-Majka o Cancellara-Albasini. Rui Costa se las buscará él solito.

Sólo un combinado de los llamados grandes tiene una carta marcada, Vincenzo Nibali, un corredor que es cinco estrellas, junto a Valverde y Dumolin. Aru y Rosa van en el lote, pero Vincenzo es ciclista de imposibles, y a más lío, más opciones. No sé si ganara, pero lo pase con Nibali seguro que influye…

Imagen tomada de @ColCiclismo

INFO

Levante en primera línea de bicicleta

Deja un comentario