Los duelos que no pudieron ser

0
2
vistas

El mes de diciembre en ciclocross es la marca entre las dos partes de la temporada. En esta ocasión, la campaña ha estado condicionada por las arremetidas de Wout Van Aert, el ciclista que domina todos los rankings a tal punto que llegó a reconocer que en diciembre podría tomarse cierto respiro.

Pero el paréntesis que Van Aert parece haberse tomado coincide con la explosión del campeón vigente, Matthieu Van Der Poel, que sencillamente parece enchufado, incluso en el recorrido del Mundial, en Zolder, ese sitio que vio, por cierto un infumable campeonato del mundo que se llevó Mario Cipollini.

Ahora la esperanza está en que Van der Poel y Van Aert coincidan en el barro, como Nys y Stybar, hace dos años, o Wellens y Vervecken, incluso antes, porque suele ocurrir que los grandes mitos de este deporte no han coincidido como la parroquia hubiera deseado.

Miremos por ejemplo los dos últimos casos, que han dejado en la afición un regusto de decepción porque en el fondo se esperaba verles juntos compitiendo. Poco se vieron las caras Boonen, y Cancellara, sin ir más lejos, en plenitud ambos, desde luego que no, se infringieron golpes, se dieron de lo lindo, son leyendas, ambos, pero un duelo de iguales, creo que nos hemos quedado por ver.

Y qué decir de Contador y Froome, los dos mejores ciclistas de su generación en las grandes vueltas, cuatro Tours de Francia entre ambos en las ultimas nueve ediciones y nunca se les vio a tope a los dos y en el mismo momento. Sé que esto ocurre en otros deportes, pero en el ciclismo se da tanto que creo que habla de su complejidad, Al menos esperamos que Van der Poel y Van Aert estén ahí en esta recta hasta el mundial, el primer gran momento de toda campaña ciclista.

Imagen tomada de www.cyclephotos.co.uk

Deja un comentario