Los gregarios de Tom Dumolin

0
4
vistas

No sé si os acordaréis del rumor. Cuando hace dos años el Katusha estuvo con pie y medio del World Tour, Purito en su afán por seguir en el máximo circuito, sonó para el Argos-Shimano. Aquello no pasó de cotilleo, si hubo algo más, Angel Edo lo sabrá mejor.

Sin embargo, hablando con Jorge Quintana, me dio la clave de porqué Purito nunca podría estar en un equipo como el holandés. Aquí sólo trabajaban para rodadores y buenos velocistas. Más en esa época en la que Marcel Kittel estaba explotando y Jonh Degenkolb se veía con progresión. Purito ahí no encajaba.

Hupond, Fröhlinger, Degenkolb, Mezgec, Waeytens, Stamsnijder, De Kort, Craddock… son los compañeros de Tom Dumolin en la cuenta atrás para que el holandés haga historia, gane o no, en la Vuelta a España. Como ven, por el perfil de los mentados es más que normal que Dumolin vaya solo y aislado.

Desde el inicio de la carrera, cuando el excelso rodador holandés empezó a destacar en la carrera y según iba cogiendo entidad en el desarrollo de la carrera, quedó claro que Dumolin iba a estar solo, que si quería ganar algo tendría que verse todos los vídeos de Greg Lemond en el Tour del 89 y que desde ahí planteara la carrera.

Sin embargo en el ciclismo moderno hay otras servidumbres que favorecen al líder, por muy solo que camine éste. Y esas servidumbres son los fuegos cruzados que le rodean, guerras que no van con él, pero que le benefician.

Camino de Riaza se vio el tremendo y limpio trabajo que le regaló el equipo de su principal rival, el Astana, primero y a posteriori la batallas intestinas por mantener el top 10 entre Valverde, Chaves, Majka, Nairo, Dani Moreno y compañía. Una ceguera entre ellos que impide que se apunte a la pieza mayor.

Y en Ávila más de lo mismo, pero con resultado sangrante. Control liviano de Astana, plomo entre Tinkoff y Movistar y golpe fínal del líder, cuyo rodar es, por cierto, uno de los grandes placeres del ciclismo actual.

Imagen tomada del FB de La Vuelta

INFO

¿Cómo se monta un piñón fijo? Santa Fixie lo explica…

Deja un comentario