Los Juegos de Hermida: Atenas

0
6
vistas

Mi selección para Atenas vino or Guillermo de Portugal. Sabía que iba a ir desde invierno, desde 2000 a 2004 estaba delante en las Copas del Mundo e incluso era campeón europeo. Mi presencia estaba descontada. A Atenas iba con la intención de buscar medalla. El año estuvo lleno de novedades, el principal el cambio de equipo hacia el Merida, dejé el Bianchi en el que estaba con Absalon.

Atenas fue estresante, porque el hecho de ir de favorito te carga de tension durante todo el año. A Sydney iba a aprender y a Roberto le correspondía hacer el papel.

Los medios de comunicación me dieron mucha cancha. Con todo aquellos Juegos los recuerdo muy intensos y muy centrado. Viví muy poco el espíritu olímpico porque me concentré en entrenar y descansar. Nada más. Como competíamos de los últimos, tanto Iván Alvarez como yo nos quedamos solos en el apartamento y lo que hicimos fue tirar todos los colchones al suelo del comedor para hacernos una especie de “mega cama” viendo la television todo el día. Hice vida de ermitaño.
Fue un éxito para el ciclismo español porque la pista vino con varias medallas. Llegaban Llaneras, Alzamora, Torrent,… todos con medallas, y para nosotros era una responsabilidad.

La carrera fue épica, la recuerdo con mucho cariño. Hice segundo, con caída y remontada. Tuve una caída que creo que me lastró, pero con el tiempo tampoco quise darle vueltas. Hice una carrera muy a mi estilo, porque en el fondo no soy un ganador tipo Abaslon. Me lo pasé muy bien en la carrera, cada segundo que pasaba notaba que avanzaba.

Hacer medalla en la cuna del olimpismo fue un orgullo. Colgarse la medalla tras cuatro años de duro trabajo, fue una gran satisfacción. Al acabar la carrera reímos y lloramos mucho en la rueda de prensa.

Los de balonmano me prepararon una fiesta con Iker Romero en la Villa Olimpica, también estaba Ivan Raña. Cuando llegué de vuelta se me vio cojear Todos pensaron que fue por la caída, pero fue por montar en un carrito de golf por la villa olímpica en la celebración. La prensa publicó que había sido por la caída de la carrera.

De Atenas tengo recuerdos naturales y espontáneos, de la luz, de la ciudad, el monte Parnisa, donde estaba el circuito que visité un día después.

Por José Antonio Hermida

Imagen tomada de www.teinteresa.es

Publicidad

Deja un comentario