Los maestros de Chris Froome

0
207
vistas

Vuelta & Tour de una tacada, la felicidad de Chris Froome tiene antecedentes, y nos los firman unos cualquiera….

Los dobletes, eso tan perseguido en ciclismo, eso que te hace singular, porque pocos lo han logrado y ocurren de tanto en el tanto.

El doblete por excelencia del ciclismo es el Giro + Tour. Es la forma más sublime de plasmar el dominio sobre las dos grandes más antiguas, con más años de historia en común en los meses más intensos “ciclísticamente” hablando.

No vemos uno desde hace caso veinte años. Marco Pantani lo cuajó en aquel aciago 1998. Luego vendrían dos que se quedaron en el camino. Alberto Contador al menos ganó el Giro pero en el Tour no estuvo al nivel exigido. El esfuerzo de Italia pasó factura en Francia.

Hace un año por estas fechas Nairo Quintana empezaba a barruntar un posible doblete, Giro + Tour, quizá lo hiciera en la intimidad, aunque todo indicaba que era dificil. Quedó segundo en la bota y perdido en la general del hexágono. Al colombiano el reto le quedó grande.

Pero había otro plan, el de seis semanas de Froome. De julio a septiembre, en el ocaso del verano, cuando las tardes pierden minutos de luz y el sol cae más plano Froome fue a por el doblete y sí, lo ha logrado.

La singularidad de Chris Froome y su logro no sólo se ciñen a la peculiar forma de montar en bicicleta del inglés, tan arqueado, tan abierto de brazos, tan fijado en el manillar o CRM, qué sé yo. La singularidad del campeón inglés se ve en quien ha logrado el antecedente…

Para seguir leyendo…

Imagen tomada del FB de La Vuelta

Publicidad

Deja un comentario