Los mendigos del triunfo

0
3
vistas

Alessandro Spezialetti es suizo de origen, italiano de adopción. Cumplió hace poco 38 años. Sus raíces en el ciclismo ahondan en el ecuador de la década de los noventa. Exactamente en el Batik, aquel equipo que tuvo un efímero ganador de Lombardía Vladislav Bobrik y su indescifrable compañero Eugeny Berzin. Luego pasó por Riso Scotti, Mobilvetta, Cantina-Tollo, Saeco, LPR y ahora Lampre, bueno ahora exactamente no, desde 2010.

En total 16 temporadas completadas en la elite y ningún triunfo. Alessandro Spezialetti es el ciclista que encabeza el dudoso ranking de ciclistas en activo con un palmarés inmaculado. Y entiéndannos, por dudoso no minusvaloramos su trayectoria. Cycle Sport, nuestro medio de cabecera, relata los diez nombres más destacados en esta faceta. Un top ten muy poblado por el ciclismo italiano, curiosamente, porque a Spezialetti le acompañan Simone Masciarelli, Daniele Righi, Massimo Codol, Leonardo Giordani, Andrea Maciarelli y Alessandro Donati.

En esta relación aparecen dos ciclistas españoles que merodean los diez años en pro sin éxito alguno poblando su vitrina. En quinta posición vemos a uno de los chicos de Alberto Contador, Benjamín Noval quien completa doce años en blanco. El asturiano entró en el US Postal por recomendación de Chechu Rubiera y pudo iniciar su hoja de servicio a la orden de Lance Armstrong. Luego la llegada de Alberto Contador al Discovery le unió al madrileño, siempre a su alargada sombra. Su sacrificio se traduce en resultados.

El siguiente español en el listado es Gorka Verdugo, éste con nueve años en el su haber. El navarro siempre enrolado en Euskaltel ha sido pieza fija de los naranja en el Tour de Francia y de muchas de las escapadas en el mismo. A pesar de no estar en la primera línea de los vascos les ha dado presencia y buena. Ha completado el segundo perfil junto a otros como Amets Txurruka y Rubén Pérez. No han logrado el éxito pero han dado lustre.

En ocasiones ganar no es todo, aunque este ranking parezca decir todo lo contrario. Por lo menos, clavamos la constancia de esta curiosa lista.

Deja un comentario