Los motivos del colectivo ciclista para declararse en huelga

2
9
vistas

Jornada tontuna hoy en España donde uno no sabe si hace bien en trabajar o no, si con ello favorece a unos u otros o en su defecto contribuye para que todo siga su curso, el establecido, el que creo que ninguno podremos torcer.
Hace tiempo que creo que el ciclismo es algo así como un laboratorio discreto, aplacado y silencioso, aunque también representativo, de lo que ocurre en nuestra sociedad. Desde que el detonante aquel de 1998 y el Tour truncado de salida por aquel pote belga que circulaba dirección Dublín, el goteo malayo sobre el colectivo amenaza con corroer los cimientos del mismo. Una especie de tortura que en ámbito general, padece la sociedad desde el momento que una persona decidió que no viviéramos tan bien.
Por que, ¿qué hemos presenciado durante este tiempo en el decálogo de derechos del ciclista?. Yo diría que recorte tras recorte, llegando a extremos de paranoia, casi obsesiva sobre el pelotón, absorbiendo todo el color y toda gloria a aquel que gana cuando un caso de dopaje emerge. Pero no sólo eso, la calidad salarial del colectivo también cae, e incluso una de las premisas del entonces UCI Pro Tour, las garantías de cobro de emolumentos dignos, no siempre se ha aplicado. Miremos por ejemplo en el último Tour de Francia, cuando “Le Journal du Dimanche” aplicó un baremo que ubicada la mayoría del pelotón de la Grande Boucle de 2011 entre los 40.000 y 100.00 euros anuales, una cifra que seguro, salvando IPC´s, proporciones y demás, fue muy inferior hace veinte años, cuando el gregario se costeaba su caché con buenas nóminas.
Como me dijo una vez Carlos Sastre “somos muchos para ponernos de acuerdo. Somos muchas nacionalidades, muchos patrocinadores, muchos sueldos,…”. Y es cierto. Pero el “downgrade” del colectivo es pasmoso, y más su capacidad para encajar golpes tales como la errática e indescifrable política contra el dopaje, el aberrante trato de ciertos medios, el recelo social, que lo hay, las continuas sospechas, el desprecio de su federación internacional, la inoperancia de las nacionales, los ataques entre estados y colectivos, el doble rasero con unos y otros, … y así hasta el infinito. Insisto ¿haría bien el colectivo en plantarse como está haciendo hoy España? Motivaciones no escasean. 

Publicidad

2 COMENTARIOS

  1. Tienes razón, y más si comparas números con el deporte rey, el fútbol. Es bastante vergonzoso que un tío gane de sueldo anual igual que el presupuesto del Euskatel(por poner un equipo ProTour)para toda la temporada.

  2. No lo he hecho, Diego, con intención de comparar el ciclismo con otros deportes, y sí con el pasado de este deporte que ofreció mucho mejores sueldos que ahora. Y esto es sólo un capítulo

Deja un comentario