Los prestigiados campeonatos de España

1
14
vistas

No sé si son los 190 kilómetros, los más de 3500 metros de desnivel, si quieren estudiar hasta el ultimo día ante el examen del Tour, pero por primera vez en mucho tiempo habrá llenazo de estrellas en el Campeonato de España de ciclismo.

Lo que aquí nos ocupó años atrás, lamentando que una cita ta singular tuviera tan poca aceptación entre las estrellas que un día tenían en esta carrera la fecha marcada en rojo, ahora es motivo de felicitación, porque los esfuerzos de la organización alicantina tendrá la bendición de los mejores ciclistas españoles, aumentado las opciones de que los colores rojigualdas corran por el inminente Tour.

Sólo Alejandro Valverde ha sido fiel a una cita que ni Contador ni Purito pisan desde hace tiempo. El cuarto en liza será Mikel Landa, que correrá de negro y en franca minoría. Dará color, qué duda cabe, al duelo por excelencia Movistar-Caja Rural, dado que los Euskaltel se cayeron de la pugna hace unos años.

No creo por eso que la carrera se le escape a los de azul. Es cierto que las carreras hay que correrlas, pero la abrumadora cantidad de nombres y hombres que presenta Movistar hace complicada la sorpresa. Mirad las ultimas ediciones, Izagirre, Gutiérrez, Herrada y Valverde ganaron aquí. Si hasta un ciclista reñido con la victoria como José Joaquin Rojas se llevó el título, previo favorcito de Alberto Contador, que lo llevó en carroza, por los viejos tiempos, hasta la meta, creo recordar, en Castellón en una tórrida tarde de junio.

Es decir que ese marronazo que se come cada año el amigo Eusebio puede volverse producir. Ya sabéis, el “caramelo envenenado” que es un título nacional, del país en el que radicas tu empresa. Cómo cuadrar la rojigualda en el maillot de “chez Unzue”, eso le quita el sueño a los no pocos creativos que deben tener en nómina.

Lo que en otros equipos es un premio, los maillots de campeones del Team Sky son de traca, el de Peter Sagan el año pasado en Tinkoff, lo mismo, es un problema para las mentes pensantes del único equipo español en el WT, reduciendo a la minina expresión la banderita, como si fuera testimonial, como si les avergonzara.

Y es curiosa esta reacción, porque si hubo un maillot que triunfó fue el de Purito en 2008 cuando corrió íntegro de rojo-amarillo-rojo. Recuerdo que le gustó, y mucho, al hoy ciclista del Katusha, se sintió en el foco de los fotógrafos e incluso hasta guapo en medio de la monotonía del negro del Caisse d´ Epargne. Pero es lo que hay. No le deis vueltas, esto es como el discurso de Rajoy: “sorpresas, las justas”.

Sólo un pero, lo de siempre en los tiempos recientes, no hay televisión, bueno sí, en diferido un resumen como cualquier Barcelona-San Sebastián non stop. El ciclismo sigue siendo el hermano pobre.

Imagen tomada del FB del Giro de Italia

INFO patrocinada por 226ers

La solución de @226ERS para deportistas que se mueven en el alto rendimiento

Publicidad

1 COMENTARIO

Deja un comentario