Los retratos del Dauphiné

1
4
vistas

Una semana después ya tenemos sobre la mesa lo que ha dado de sí esa carrera llamada Criterium del Dauphiné y que abre la cuenta atrás de cara a su hermano mayor, el Tour de Francia, el rey sol del calendario internacional, aunque cada año, más eclipsado por la lozanía y descaro que luce la grande italiana, a efectos festivos y estéticos, cien veces más bonita, al menos en lo que a los últimos tiempos de refiere.

Hoy lunes, primer día de de carera, imaginamos los cuarteles generales y las mentes pensantes analizado y procesando lo que han dado ocho etapas que han tenido de todo y para todos. Cada uno seguro que encuentra su argmento, su “clavo ardiendo” al que agarrarse, aunque la realidad de la carrera, viéndola desde fuera, nos dé una lectura diferente.

Si algo hay que convenir es que todos los grandes nombres que han estado por el Delfinato estos días no están aún ni a tope ni esperan estarlo hasta bien entrados en el Tour de Francia. Sin embargo, esto empieza a ser un poco como el fútbol, ese deporte en el que juegan no sé cuántos y siempre gana Alemania. Cambiad Alemania por Chris Froome y tendréis el resultado de la ecuación al menos a día de hoy, porque en julio las cosas pueden ser muy diferentes.

Y digo que pueden ser diferentes porque la seguridad que transmite Froome tiene un componente de imprevisión que realmente asusta, más trantándose de quien se trata y corriendo donde corre. Froome es frágil, transmite esa sensación sobre la bici. La prueba es que las grandes que no gana, las abandona por eventualidad o accidente, salvo en las dos Vueltas que ha acabado segundo.

Creo que el Froome de este Dauphiné ha estado contenido, como sabedor de que el premio de una tercera victoria aquí le situaba en la historia y también en la quiniela del Tour que debe defender. Froome ha dado sólo un golpe duro, una muestra del poder que alcanzan sus piernas cuando se lo propone, pero por lo demás ha corrido a mantener. Creo que ha hecho buenas nuestras dos disquisiciones de la semana pasada: se ha tomado en serio la carrera como test y referencia, pero no ha querido apurar pensando que el Tour es largo.

Sin embargo, Froome saca otra lectura de aqui, y es que el corral esta revuelto y que igual, más allá de Nairo y Contador, hay peligro. Romain Bardet es un ciclista que nos gusta por muchas cosas, y este fin de semana nos ha dado más argumentos. Ese aspecto de inofensivo estudiante de administración de empresas, disfraza una tremenda ambición y sobre todo una imaginación para plantear la carrera más allá del pulso uno a uno en el que posiblemente no encuentre salida. Tanto Bardet, como un desdibujado Thibaut Pinot, salen en la foto de inicio de curso hacia el Tour.

Como también sale Daniel Martin, uno de los pupas del pelotón, que cuando tiene continuidad emerge por su propia calidad. En el mismo peldaño que al irlandés vemos a Richie Porte, aunque éste más sólido en apariencia, su irregularidad le hace encantador. Porte no ofrece el discurso uniforme de Van Garderen, pero tiene un áurea de incógnita que, ciertamente, le dan un atractivo inmenso de cara a julio.

Y si de agarrarnos a un clavo ardiendo hablamos, Alberto Contador lo hará con su tesoro, la cronoescalada inaugural donde le pudo dar a su “archirival” en su terreno. Lo que vino después es una carta al aire, no pudo, no quiso, no tuvo para seguirlo, complicado saberlo, aunque si os soy sincero el problema de Contador ya no son sólo sus rivales, lucha contra el tiempo y contra la quimera de ganar el Tour muchos años después y eso, en la historia pesa. Ya lo creo que pesa.

Imagen tomada del FB del Dauphiné

INFO

Por tercer año consecutivo los amantes de las dos ruedas tienen una cita en el Parque Natural de Somiedo – Asturias

El 20 de Agosoto la Clásica Puertos de Somiedo te brindará la posibilidad de subir 4 puertos de la Vuelta a España finalizando el el Alto de la Farrapona Lagos de Somiedo. Pero para llegar alli habremos tenido que pasar el Puerto de Somiedo (1ª cat), Puerto de Ventana (3ª cat), y el temido Puerto San Lorenzo (cat especial) con unos 5 últimos km que no bajan del 10%.

1 COMENTARIO

Deja un comentario