Los salvadores que amenazan con matar el ciclismo

0
2
vistas

Hace poco un amigo me hablaba del comando de salvación suicida. Entraban a por un rehén con pulcra operativa, mataban a los malos, recuperaban el secuestrado y a continuación, en el momento de salir, se pegan un tipo. Al carajo el rescate y las cosas, peor que al principio.

En estos días de frío diciembre, mientras en desaguisado sobre Alberto Contador amenaza con dejarle sin participar en el Tour por sexta vez, dos grandes grupos emergen en salvación de esto que dicen querer y que no es otra cosa que el ciclismo. Los grupos son ampliamente identificables, siendo simplistas, con los mentores del Team Sky y Team Garmin.

Los primeros se llaman “Por un Ciclismo Creíble”. Son el núcleo duro de la intransigencia contra el dopaje, una suerte de azote para todo aquel que aunque habiendo cumplido su sanción, no merece respirar en un plazo prudencial de tiempo no vaya a ser que la vuelva a liar. Presunción de inocencia ante todo. Sería la línea más próxima al Team Sky, aunque con un perfil más moderado, pues los ingleses son auténticos amantes de Atila y su caballo en terrenos del dopaje. Esta teoría que ellos gastan es muy bonita sobre el papel, aplicarla volverá a descabezar el pelotón. Parte interesada en esta macedonia Oleg Tinkov, a quien están invitando a desinvertir en el ciclismo, se queja por que con estas reglas a Contador se le pone muy crudo estar en el Tour 2013.

Parte interesada

Los segundos vienen al cobijo de la recién anunciada opción de Greg Lemond sobre la presidencia de la UCI. El norteamericano se rodea también de acento anglosajón destacando el irlandés Paul Kimmage, un activista antidopaje que corrió junto a californiano recordando un pasaje cuando éste adelantó al pelotón defecado de arriba abajo con el objeto de que sus rivales no aprovecharan sus problemas intestinales. Está también Jonathan Vaughters, mentor de Garmin, que como bien pringado que estuvo pide segundas oportunidades que él, desde su poltrona, negó a muchos ciclistas de pasado dudoso. La carta de buena voluntad firmada en Londres por este voluntarioso grupo llamado Change Cycling Now refleja puntos muy loables que queremos ver cumplirse si Lemond accede a la presidencia de la UCI, un ente de marcado perfil mercantilista a su juicio.

Mientras el órgano mundial inicia una ronda de consultas cuyo valor se miden por las resoluciones y ejecuciones de la ONU sobre el tema palestino. Ajenos a la realidad que se cuece a su alrededor, y que amenaza con salvar el ciclismo matándolo primero, el ente liderado por Mc Quaid no observa que realidad le supera a diario.

Deja un comentario