Los valores de Alberto Contador

0
44
vistas

La Vuelta asaltó Ancares por Pan do Zarco, como se venía reclamando desde hace años, y el espectáculo, aunque bello, no resultó transcendente para la carrera. El desenlace de Alberto Contador machacando a Chris Froome, así lo expresamos, no fue de nuestro agrado, pues el inglés fue el faro del grupo durante toda la subida, si bien el madrileño marcó terreno para el futuro, que Froome sepa que para el año que viene Contador está presto a volver a cruzarse en su camino. En este juego de recados fue memorable el ataque de Alejandro Valverde sobre un moribundo Purito, como también marcando de quien colgarán los galones en los próximos mundiales que en el caso de la selección española se presentan complejos de gestionar.

Pero hablemos del ganador, hablemos de Alberto Contador Velasco, ganador, contra viento y marea, de su sexta gran vuelta. Curioso, la Vuelta a España fue la última que probó y ahora ésta toma la delantera en un palmarés de excepción: tres Vueltas, dos Tours y un Giro. Nadie ahora mismo, de entre los corredores que están en activo, atesora este recorrido. Se le aproxima de lejos Vincenzo Nibali, con la mitad de triunfos. No es poco lo del italiano, pero Contador está en otro estadio.

Alberto Contador, lo hemos dicho por activa y por pasiva, es el mejor ciclista de su generación. Cualquiera que hace diez años escrutara el futuro del ciclismo español vería en él un ciclista único. Escalaba como los mejores, remataba en las cronos. Esa excepcionalidad le dio rápida ventaja, siendo uno de los ganadores más jóvenes, y controvertidos, de la historia del Tour de Francia. Lo que entonces pareció un ejercicio de sumar y sumar se convirtió en una tortura de problemas, declaraciones desafortunadas, vetos, exclusiones, sanciones y estados de forma que no acompañaban.

En otras circunstancias, en otros tiempos, Alberto Contador tendría muchas más victorias, más importantes y posiblemente caminara por la leyenda de ciclistas inasequibles al paso del tiempo. Pero no lo ha tenido sencillo, Contador se ha batido en el peor momento del ciclismo y se le ha mirado con lupa cualquier movimiento, cualquier parpadeo. Él se lo ha ganado, cabe decirlo todo. En su caso todo ha sido interpretable, y los líos que no le han llegado por la propia inercia de los tiempos, se los ha granjeado él.

Para muchos la “comedieta” que ha envuelto su inicio en esta Vuelta a España será anécdota. Si bien es cierto que la misma no quita un ápice de mérito a su trabajo tras el Tour, creo que no ha sido necesaria, primero porque la gente le tiene tomadísima la matrícula y segundo porque los hechos han vuelvo a dejar en evidencia sus palabras, vacías, frívolas  y utilizadas por algunos medios para hablar de “milagro” cuando la gente del deporte sabe que milagros se producen a diario en este canibalesco entorno.

Y lo más triste es que Contador juegue a la retórica mal explicada cuando la experiencia le ha jugado malas pasadas. Es recurrente en su persona comentarios sobre solomillos y chuletones irundarras. Aquellas explicaciones que dio en el caso del clemburerol y que al final el TAS falló en su contra pueden sonar igual de vacías que nos parecieron sus lamentos al arranque de carrera. Una forma de explicar las cosas que debería tenerle escarmentado pues por el camino le desposeyeron de un Giro y un Tour, corridos enteros y ganados en la carretera, con los años de salud y forma que ello implica.

Contador ha ganado la Vuelta porque ha sido sencillamente el mejor, estamos seguros que en el Tour habría sido un dignísimo rival para Nibali, pero sigue nadando en un complejo de inferioridad que el golpe de pedal que demuestra en la carretera no justifica.

Foto tomada de  www.lavuelta.com

INFO

Para poder trasportar correctamente tu bicicleta con el embalaje NACEX BICIBOX, debemos tener en cuenta lo siguiente

1nacex

– Se debe girar y desmontar el manillar

– Se deben desmontar los pedales y ruedas (una o las dos dependiendo del tamaño)

– Se deben proteger los elementos sensibles (cuadro, tijas) y aquellos que queden desmontados con papel burbuja o similar

– Introducir en la caja cuidadosamente evitando golpes y arañazos

– Transportar siempre en posición vertical

Publicidad

Deja un comentario