Los valores que me enseñó el ciclismo

0
183
vistas

Siempre hablamos sobre la deportividad, la educación y demás valores que te proporciona el deporte. En especial voy a hablar sobre el ciclismo, ya que es la modalidad deportiva que conozco y siempre he practicado. Hay una frase hecha que dice que “el deber de los profesores es enseñar y la de los padres educar…

Pues desde mi experiencia personal, cuando entré a formar parte de la Escuela del Club Ciclista Sant Boi comprobé que en el deporte y en especial en esta escuela se enseñaban muchos valores, desde la educación, respeto, deportividad…

Los sábados hacíamos clases teóricas sobre temas deportivos pero aparte también te enseñaban modales en carrera… tales como felicitar al rival te hubiese ganado o no e interesarte por él o su resultado, son valores que siempre deben existir sea cual sea la el nivel o modalidad deportiva.

Hay que tener siempre en cuenta que por muy bueno seas en algo, tienes la suerte de tener un don o virtud, pero en ningún caso eres más poderoso o mejor ser humano. Además hay que tener presente que ese valor es perecedero y tarde o temprano desaparece…en el deporte hoy estás arriba y por cualquier motivo (lesión, caídas, mala fortuna o bajo rendimiento…) mañana puedes estar bien abajo.

Como ejemplo de cara a la base o aficionados están los profesionales. Y ese ejemplo a seguir lo podemos ver en muchas disciplinas, da gusto ver como por ejemplo rivales tan directos del btt Julien Absalon y Nino Shurter se felicitan con un abrazo el uno al otro tras finalizar cada competición.

Otro ejemplo de educación y respeto lo teníamos muy bien reflejado en Miguel Indurain, ganaba y dejaba ganar siempre desde la deportividad pura y dura.

Agradecer el trabajo del compañero es otro valor esencial que nos inculcaban, en multitud de ocasiones, se trabajaba para unos u otros. No todos son ganadores, pero todos los compañeros tenían su momento importante en carrera y de manera que todos nos sentíamos parte e importantes, desde estar atentos a las escapadas iniciales a reservarte de cara el final!

Recuerdo cuando íbamos a correr fuera y nos alojábamos en algún hotel o comíamos en algún restaurante, eran momentos para enseñar modales y educación. 

Saludar al entrar a un establecimiento donde había gente, dar la mano con firmeza o dar las gracias a un camarero al servir son valores que siempre nos hacían tener en cuenta.

Algo tan sencillo como los modales de esperar que todos tuvieran su primer plato antes de empezar a comer y no utilizar el teléfono móvil en la mesa son cosas que todavía a día de hoy los tienes en cuenta.

Otra de las cosas que nos enseñaban era a no quejarnos o poner excusas…recuerdo que si no habías cumplido con tu deber en carrera e ibas a contar tu “película” al director, enseguida te respondía que no valen las excusas, si no había un motivo de peso, que ningún problema, porque él desde el coche tenía perfecta perspectiva de lo que estaba pasando en carrera y nos conocía casi como nuestras madre.

Parecen pocas reglas, pero son válidas para siempre, si desde pequeño te las inculcan, te siguen toda la vida.

Por Israel Núñez

Publicidad

Deja un comentario