Las dos mareas de Alejandro Valverde

1
7
vistas

El otro día, presentando mi libro en el auditorio del FC Barcelona, pude explicar la lupa que en su día se puso sobre un ciclista como Mariano Cañardo. Si ganaba bien, si ganaba justo, si ganaba poco claro,… siempre el astro navarro-catalán tuvo una muletilla, un comentario, un suspiro incómodo. Le podía venir del público, de la prensa, de quien fuera, pero a Mariano, y se quejó de ello más de una vez, siempre se le cuestionaba.

Hoy en día el ciclista que está en constante cuestión, siempre en el filo, es Alejandro Valverde. Purito porque cae bien y ha llegado más lejos de lo que muchos pensaban y Alberto Contador porque se le perdona todo pues lo ha pasado mal y ha ganado muchísimo, a Valverde le caen todos los palos y de todos los colores, agradables y buenos, y los menos agradables del mundo.

Cada instante protagonizado por Valverde separa los mares, como aquellos que levantó Moisés bara en alto cuando los egipcios les pisaban los talones. Cuando Valverde gana, salen unos y otros, los de su lado y los “haters” a discutirlo. Cuando Valverde se queda en la puerta del triunfo o no logra el objetivo, más de lo mismo. Nunca hay término medio, nunca equilibrio, o blanco o negro. No hay escala de grises.

En la Challenge de Mallorca, práticamnete en la pretemporada de la temporada, ya lo hemos visto. El viernes Alejandro Valverde fue segundo tras Cummings. Al día sigueinte ganó a lo campeón, atacando de lejos, sin ir a remolque, sin dar madera a aquellos que, como Philippe Gilbert, critican la forma que tiene de correr: siempre tan discreto, tan ala expectativa, a la vera de otros.

Sinceramente lo que pasó en la etapa de Tramuntana de la Challenge –la que ganó el murciano- no es ni más ni menos que la corroboración de cuán equivocados están él y la dirección de su equipo en las decisiones que toman en casi todas las grandes carreras.

Tras una numerosísima retahíla de segundas y terceras posiciones, Valverde sabe que si quiere algo no va a tener que esperar. Es el ciclista más vigilado, cierto, pero también con la mayor cantidad de talento en las piernas para no esperar que otros le resuelvan la papeleta. Cuando Valverde se queda quieto y abrumado por la vigilancia es pólvora mojada porque le tienen tomada la matrícula, más cuando ya no sprinta como en sus tiempos mozos.

Espero que en Movistar hayan tomado nota de cómo hacerlo bien de cara a la próxima campaña de clásicas. No se puede correr de forma sibilina y cobarde, más cuando te precias de ser el mejor equipo del mundo. Entiendo que Movistar como empresa ha logrado el peso que tiene arriesgando, quizá sea el momento de plasmarlo en la carretera.

Fotografía tomada de @MovistarTeam

INFO 

En Lucky Bastërds nos hablan de un elemento muy importante para ciclistas urbanos: los straps de pedales

2

Se trata de un accesorio fundamental para las bicis de piñón fijo, porque significan el único sistema de seguridad para los que no llevan freno o llevan un solo freno. Es un sistema de retención que básicamente te ayuda a frenar hacia atrás con los pedales sin que vueles de la bici.

No obstante como todo sistema de frenado, los straps de pedales deben ser regularmente mirados para ver si hay desgaste. Todo depende de cuánto los usas y del tipo de bici que tengas. Nuestros straps aguantan bastante y a nivel de relación precio/calidad son de los mejores del mercado.

1 COMENTARIO

  1. Qué soy una asidua a este “cuaderno”, creo que no hace falta que lo diga. Lo de comentar tus post es arduo, ya que no siempre una está inspirada y menos no siendo experta en estas cuestiones.
    De Valverde un CICLISTA (con mayúsculas) , que como otros pasó por una sanción “no clara”, yo diría en su forma de correr algo de culpa la tiene él. Es posible que se haya dado cuenta que el tiempo como profesional se acaba y a los aficionados a este deporte nos gusta verle en ese punto ganador.

Deja un comentario