Connect with us

El mayor atentando deportivo de la historia

Opinión ciclista

El mayor atentando deportivo de la historia

Tiempo de lectura:2 Minutos

Este post no va de ciclismo, ni del Giro, ni de bicicletas, ni nada similar,… me permitiréis dejar un momento las dos ruedas y hablar de algo que no es estrictamente ciclista, pero que habla de cómo se mueven las cosas en el deporte profesional, el de más alto nivel y exigencia, y explica, por ende, muchas cosas que vemos en este nuestro ciclismo.

No sé si sabéis que este primer sábado de mayo en el circuito de Monza se desarrollará un curioso acto “deportivo”. Son tres atletas, los tres africanos, lo mejorcito de cada casa, que intentarán bajar de las dos horas en la distancia del maratón. El evento en sí es un monstruo de nuestros tiempos, si los astros se alinean, surgen las condiciones idóneas, los afilados protagonistas están inspirados y el coche que les marca el ritmo acierta, podremos tener una tarde de ¿gloria? para el deporte mundial.

Desde hace mucho tiempo llevo oyendo que se quiere bajar de las dos horas en la distancia reina del atletismo. Hay una cofradía de lo mejor de cada ciencia trabajando para ello, se hacían proyecciones, se daban fechas e incluso se dibujaban los aspirantes perfectos. Todo era a años vista.

Bajar de dos horas en la distancia de una maratón implica mejorar en más de tres minutos el récord vigente, eso, para quienes sabemos lo que cuesta limarle tiempo al crono, es una animalada, algo tan irracional que sólo plantearlo me parece una tomadura de pelo. Que un día se pueda lograr es algo que entra dentro de lo posible, pero, por favor, en los cauces normales, en una competicion pura y dura y a su tiempo, no en ese circo.

Porque lo que se quiere perpetrar en Monza es eso, un circo, con todas las letras, una forma de vilipendiar la historia del deporte y poner al ser humano en el límite de lo razonable. Una marca, con intereses propios, pone todo lo necesario, para batir un registro que se logró en una maratón homologada. Una marca quiere jugar a Dios, hacer correr más rápido el tiempo y tener hoy lo que se podría, o no, lograr con los años. Una marca quiere adueñarse con la historia de un deporte para su beneficio propio.

Sólo espero que no se logre y que si se consigue que la federación internacional no lo homologue, pues si lo hace, la gente del atletismo hará buena a los gestores del ciclismo. Y es que las cosas parecen haberse ido de las manos: vemos que hay marcas que influyen en las alineaciones de equipos de fútbol, y en ciclismo por ejemplo el pujante gremio de la bicicleta sustenta sueldos millonarios para ganar poder en el mundillo, introduciendo debates jugosos como el freno de disco.

Estamos en manos de lo privado, aunque nos parezca lo contrario y cuando eso ocurre, el deporte deja de ser deporte, es otra cosa, quizá espectáculo y para que el respetable se divierta, al final, todo vale. TODO.

Imagen tomada de http://www.wangconnection.com

INFO

Mira qué nos pareció el Spartan de Suunto

Castelli_AGO-2-TOT
Castelli_AGO-2-TOT
Castelli_AGO-1-TOT
2 Comentarios

2 Comments

  1. Carlos

    5 de mayo, 2017 at 23:59

    Totalmente de acuerdo. Al final todo pasa por ganar visibilidad para vender más.
    El record, si lo baten, figurará en los registros de la IAAF como no homologado, pues no cumple con la.normativa de avituallamientos ni con la de las liebres, entre otras.

    • Iván Vega

      6 de mayo, 2017 at 0:11

      gracias por la apreciación, no me quedó claro que no podía ser homologado

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Opinión ciclista

Inicio