Connect with us

Un mazazo para el ciclismo colombiano

Opinión ciclista

Un mazazo para el ciclismo colombiano

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo

No es la primera vez que hablamos del ciclismo colombiano sin centrarnos en lo que todos vemos, esos nombres que triunfan en el viejo continente, que imponen la clase calidad y genes que la vida les ha dado y dominan paulatinamente el ciclismo mundial.

Muchas veces nos han venido voces desde Colombia, incluso nos interesamos en su día por la suerte del Team Colombia y los motivos de su desaparición, fruto de la “colonización ciclista” mal gestionada y peor implantada que acabó con un grupo de jóvenes en la cuneta, sin opciones a seguir con lo que tanto amaban.

Endura LDB Di17

No sé quién dirige la federación colombiana, ni el sesgo, ni su carnet político, pero a veces leemos cosas, sobre su gestión, que no agradan.

La semana que ha entrado en diciembre nos deja una noticia de esas que por increíble pasan hasta desapercibidas, pero que en el fondo la lees, la piensas y ves que es una pasada: ocho ciclistas han dado positivo en la Vuelta a Colombia. Es sencillamente lamentable.

Seis de ellos han pitado con CERA, famosa sustancia con la que saltó la liebre de Emmanuelle Sella, Giro de 2008, cuando subía los puertos finales más rápido que los líderes, yendo todo el día escapado. Ese año pitaron algunos más por esta sustancia, Bernard Kohl, tercero en el Tour, sin ir más lejos, y no sé si Ricardo Ricco también, corredor que en su ideario no entraba la palabra “escrúpulo”.

Sea como fuere ocho positivos en dos días en la misma carrera es un mazazo al crédito de ese país que tan increíble base ciclista está creando. Un golpe sin paliativos que arroja muchas dudas sobre qué pasaría si las cosas se pusieran realmente serias y los controles fuera más grandes y estrechos sobre los ciclistas.

A veces vemos como colectivos de nuestro querido deporte caminan en un fino alambre, sin entender cómo narices no se despeña todo barranco abajo. Es como si un día en una marcha o carrera máster se pusieran los medios que nunca deberíamos plantearnos para estos escenarios.

El ciclismo nos alumbra, nos inspira y nos enamora, pero en ocasiones tiene cosas que sólo merecen ir retrete abajo, y la noticia, por ser noviembre ha pasado desapercibida, pero ello no le quita un ápice de gravedad.

Imagen tomada de Ciclo21/Alejandra Reyes

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo
3 Comentarios

3 Comments

  1. Camilo Alzate

    1 de diciembre, 2017 at 22:43

    Eso explica, amigo Iban, por qué cuando Nairo y otros de los que corren en Europa han corrido la Vuelta a Colombia no ganan mayor cosa. En la etapa reina de la Vuelta de 2011 Nairo Quintana quedó descolgado en el Alto de la Línea mientras un rosario de corredores lo adelantaban, corredores desconocidos y mediocres que jamás podrían ir a competir en Europa porque no pasarían ni el más mínimo control de doping. El ganador del premio de montaña ese día fue Fernando Camargo Flechas, uno de los que acaba de dar positivo por CERA.

    Para nadie es un secreto que en Colombia la mitad de los que andan en el pelotón corren dopados.

  2. Germán Tamayo López

    2 de diciembre, 2017 at 2:45

    Es muy triste lo que pasa en mi país con el ciclismo. Pero es más triste aún que en unos meses cuando se estrene La Oro y Paz de categoría 2.1, ya nadie se acordará de los positivos y todo será fiesta; y el presidente de la Federación Colombiana de Ciclismo, quien no ha hecho nada para detener el dopaje ni para hacer crecer el ciclismo, se convertirá en héroe nacional.

Deja un comentario

Más en Opinión ciclista

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Inicio