Los mercados del Tour

2
3
vistas

Arrastrado por las modas, la gente, eso llamado 2.0, el primer ministro italiano Renzi habló de Europa haciéndose una selfie. Habló de un continente triste, cansado, con ojeras y hendiduras en el rostro. El Tour estos días se hizo una selfie en las islas británicas con un arranque retransmitido desde el kilómetro cero. El retrato no refleja un ente de 101 julios a las espaldas, en todo caso plasma una lozana juventud en la tercera edad, un carisma por donde va, la sugestión de la leyenda, el atractivo de la moda, de la bicicleta y sus adeptos, que más que adeptos son pontífices de sus virtudes.

El Reino Unido es un nuevo mercado, improvisado, inherente y encima próximo. Es un lugar que bebe bicicleta, que respira bicicleta, que siente bicicleta. Sencillamente les vuelve locos. Este deporte está en idilio con el ancestral paraje salpicado de lomas verdes y densos bosques, bosques de árboles y personas, porque la ruta del Tour quedó marcada por una muralla humana que sembró de miguitas el camino de esta primera jornada.

Sensacional, por no decir otra cosa, muros humanos de cuatro y cinco filas de grosor en un cuarta categoría. Lomas pobladas de cabezas y brazos centelleantes, gente chillando y aupando a los “esforzados de la ruta” que nunca se sintieron más acompañados. Una muchedumbre que chilló al oído de Purito cuando este miraba, apeado de su bicicleta y desconectado de la competición, la rueda de atrás, que vivió en carnes la cabalgada de Jens Voigt, ese ciclista que como Laudrup siempre hace lo mismo que siempre bien.

Pero el idilio pudo ser redondo y completo si a alguien no se le hubiera ocurrido poner un repecho cerca de meta que reventó a Cavendish, maltratado por una caída al final provocada por sus malas artes, y su equipo. Kittel, siempre Kittel, volvió para erigirse en el dueño de la velocidad, el dueño absoluto.

#Fact Gran Bretaña acogió por segunda vez la salida del Tour, hecho que la sitúa al nivel de Luxemburgo, a una edición de Alemania, y que deja a tras España, que sólo albergo una Grande Déppart, la de 1992 en San Sebastián.

#àdemain Sheffield guarda similitudes con Lieja por su tradición fabril, pero ahora en lo ciclístico tendrán cosas en común, pues la ciudad del vientre inglés acoge la llegada de una etapa de 200 kilómetros plagada de cotas, como la Decana, nada menos que nueve que seguro sembrarán nervios en el pelotón.

Imagen tomada de twitter de Sergi López Egea

INFO

SERVICIO NACEX PROMO: Envío de equipajes y material deportivo sin complicaciones

NACEX dispone de un servicio específico para cubrir la necesidad de los clientes que viajan con equipajes abultados o difíciles de transportar por uno mismo. Así, con NACEX PROMO, se puede viajar sin necesidad de sufrir la molestia de cargar con pesadas maletas y equipos deportivos (tablas de surf, bicicletas, palos de golf, equipos de buceo, etc.).

1nacex

Además, este servicio lleva implícitas otras ventajas muy notables, como evitar largas colas de facturación en los aeropuertos, tener la certeza y tranquilidad de que el equipaje llega al destino a tiempo y en perfecto estado, y la comodidad de poder controlar con el teléfono móvil, tableta u ordenador dónde se encuentra el equipaje en todo momento a través de la aplicación web de Nacex.

Más información en www.nacex.es  o en la agencia Nacex más cercana.

Publicidad

2 COMENTARIOS

  1. Hay que felicitar a los organizadores de este Tour, si se querían vender; lo han conseguido. La primera etapa con un público a rebosar y unos paisajes dignos de una buena peli de cine o una buena novela inglesa.
    Buen post también.

  2. Ojalá que no muera consumido por su propio éxito pero han sido tres días únicos, como un Alpe D’Huez con britànicos y sin holandeses continuo, una gozada.

Deja un comentario